Gerald Oropeza López: de la página policial a la política

421

Gerald Oropeza López es hijo de un ex dirigente aprista en San Juan Lurigancho, su nombre pasó a las primeras planas cuando su camioneta Porsche, fue atacada el miércoles primero de abril en las calles de San Miguel.

Luego de aquella fecha se abrió una olla de grillos, equivalente al caso “Calígula”, sonado hecho de los años 90 donde un modelo involucrado en tráfico de drogas de nombre Fernando de Romaña, fue baleado en  la vía que conduce de Lima a Cieneguilla.

El caso de Gerald Oropeza López ha trastocado de lo policial a la política, todo ello por sus vínculos con el hoy preso por el expediente de los llamados “Narcoindultos”, Facundo Chingel, luego de ello y con el avance de las investigaciones la Fiscalía de Criminalidad Organizada solicitó el sábado 20 de abril, la detención preventiva de Oropeza López, quien según un audio era conocido con el apelativo de “Tony Montana”, en lo referente a sus “negocios” personales.

En este caso cabe decir que la investigación fiscal involucra a otros seis individuos y lo que agudiza el hecho es que el homicidio de Patrick Zapata, cuyo cuerpo fue encontrado con 13 disparos, en las  cercanías de una huaca en el distrito de, San Martín de Porres, a penas el último lunes.

Mientras se desconoce el paradero de Oropeza López, el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional dispuso la inmovilización de dos autos de lujo, que serían parte de las propiedades de este joven “capo de la mafia”, se trata de dos vehículos un Audi rojo, de placa C8L586, y de un Porsche amarillo, de placa F8F497, que estaban en una cochera de la avenida España, en el Centro de Lima.

Además el pasado sábado 11 de abril, la Comisión Nacional de Bienes Incautados (Conabi) recién pude recuperar para el Estado la vivienda que ocupaba Gerald Oropeza, en el exclusivo barrio de La Planicie, en el distrito de La Molina, una propiedad que años atrás perteneció al ex propietario de América televisión, José Francisco Crousillat, quien vendió la línea editorial del canal al ex asesor presidencial del régimen fujimorista, Vladimiro Montesinos.

Ahora se tiene que indicar que Oropeza López, no puede salir del país y todos los controles migratorios, están advertidos de ello, mientras un contingente policial está inspeccionando una vivienda en la calle general Córdova en Lince, donde se dice estaría Oropeza.

Lo último de este caso, es lo dicho por el ministro del Interior, José Pérez, quien aseguró que no hay pruebas contra el coronel de la Policía José Garay, en referencia a la denuncia de Pilar López, madre de Gerald Oropeza, quien responsabilizó al alto mando del ataque que su hijo sufrió a bordo de la lujosa camioneta Porsche, en San Miguel.

Lo cierto es que si el caso Calígula, no fue cerrado hace 23 años, el expediente Oropeza López, podría tener la misma suerte o tal vez, siga el camino de una gran cantidad de juicios penales, interminables en el Poder Judicial, tan solo recordemos como ejemplo que tras 12 año del incendio en la discoteca Utopía, el expediente sigue abierto en la Corte Suprema…que pasará luego, no lo sabemos, pero es una historia que podría terminar en una serie televisiva.