Guerra en Ucrania: La apertura de “corredores humanitarios” continúa salvando vidas, por Fernando Valverde

«Desde que estalló la guerra en Ucrania millones de civiles se han visto forzados a abandonar sus hogares desplazándose hacia otras zonas en el interior o cruzando las fronteras de otros países pidiendo refugio».

2.261

Desde que estalló la guerra en Ucrania millones de civiles se han visto forzados a abandonar sus hogares desplazándose hacia otras zonas en el interior o cruzando las fronteras de otros países pidiendo refugio. Para recorrer este camino y sin exponerse a ser atacados por las partes bélicas enfrentadas, los Estados parte del conflicto armado (Rusia y Ucrania) han acordado establecer la creación de “corredores humanitarios” por medio del cual se han establecido rutas (vías) de evacuación segura para que la población civil no combatiente pueda salir de la zona del conflicto.

Al respecto, debe tenerse presente que si bien muchos civiles han logrado salir del enfrentamiento armado aún permanecen millones de personas que continúan atrapados en medio del fuego. Según datos reportados por el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Al presente, existen más de 5,8 millones que han salido del país y 7,7 millones de desplazados internos.

En este marco los corredores humanitarios tienen el propósito de salvaguardar vidas de civiles, brindar ayuda humanitaria y socorrer a las víctimas y donde las partes en conflicto deberán cumplir con lo pactado y brindar condiciones de acceso y no atentar contra la población civil no combatiente, hacer lo contrario conllevaría en violación de las normas internacionales humanitarias.

Desde cuándo empezó hablarse de “corredores humanitarios”. Fue por medio de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas mediante Resolución 45/100 del 14 de diciembre de 1990 en la que se señaló que en el marco de la asistencia humanitaria a las víctimas de desastres naturales y/o situaciones de emergencia: “las operaciones de asistencia humanitaria se puede crear a título  provisional en los casos en que sea necesario, y en forma concertada entre los gobiernos afectados y los gobiernos y las organizaciones intergubernamentales, gubernamentales y no gubernamentales interesados, corredores de socorro para la distribución de ayuda médica y alimentaria de emergencia”.

Así, por ejemplo, pueden establecerse diferentes tipos de corredores humanitarios desde la ayuda humanitaria propiamente brindando apoyo con alimentos y medicinas. También puede comprender el retorno en la repatriación de personas refugiadas o desplazadas. Así como para evacuar a civiles que están en peligro en medio del bombardeo.

Tanto las Naciones Unidas como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) vienen liderando diversas operaciones humanitarias socorriendo a las víctimas del conflicto en medio del fuego en diversos puntos del país. Es una tarea muy compleja de alto riesgo que pone en amenaza latente la seguridad de todo el personal internacional que interviene ayudando humanitariamente a las víctimas del conflicto.

De ahí nuestra reiteración, tal como lo afirmáramos en su oportunidad (ver columna: “Guerra entre Rusia y Ucrania: sobre la invasión, los conflictos armados y la búsqueda de la paz de la ONU”, 9/3/2022). Señalando que: Exigimos protección a la población civil, al personal humanitario, a las personas en situación de vulnerabilidad: los niños, las mujeres, las personas adultas, las personas con discapacidad y los migrantes, entre otros. Exigimos que se permita el acceso a la ayuda humanitaria. Se garanticen los corredores humanitarios a fin de ayudar a las víctimas del conflicto armado.

Sin perjuicio que se continúe abriendo los corredores humanitarios lo cierto es que las partes en combate deben hacer una pausa en el enfrentamiento armado a fin de garantizar y proteger a los civiles, así como de bienes civiles de conformidad con el derecho internacional humanitario.