Guido Bellido: Chats con funcionario revelan presunto caso de tráfico de influencias

El congresista habría incurrido en el delito de tráfico de influencias o cohecho al haber pedido favores personales a su ahijado político y “camarada”, Daniel Abarca, asesor del Ministerio de Transporte.

1.176

Este domingo 17 de abril, un reportaje de Panorama reveló los chats entre el congresista de Perú Libre, Guido Bellido, y su ahijado y acusado de violencia contra la mujer, Daniel Abarca Soto, en donde se dan a conocer los presuntos negociados irregulares por parte de Bellido cuando era primer ministro con Abarca, a quien habría ayudado a ocupar el puesto de asesor en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Todo inicia cuando Bellido asume como parlamentario y recibe las felicitaciones de su ahijado, quien días más tarde le envío su currículum y le pidió que lo coloque como viceministro del MTC.

Luego de la asunción del congresista de la bancada oficialista como primer ministro, Daniel Abarca insistió con su solicitud, pero esta vez le ofreció un departamento en San Miguel (el 30 de julio del 2021) “para que esté más cómodo”.

El 31 de julio se habrían reunido y el 4 de agosto Guido Bellido le preguntó a Abarca si ya tenía su “resolución” para el cargo que había pedido, pero este le responde que solo estaba como asesor. Días después, el 6 de agosto, el ahijado le agradece al entonces premier por su “apoyo”. 

Según indicó el reportaje, Abarca habría hecho el papel de lobista, pues trató y consiguió la reunión entre el entonces titular de la PCM y los empresarios Diego Aguinaga Meza y Diego Lombardero Lamas, quienes están en el rubro de turismo en Cusco.