Gustavo Guerra García: “Quiero que recuerden mi gestión como la que reformó el Transporte” [ENTREVISTA]

989

Gustavo Guerra García fue viceministro de Transportes y Comunicaciones en la administración de Toledo y presidente de Protransporte con Susana Villarán. Su lema es “el candidato del transporte” y asegura tener la experiencia y el equipo. Nos recibe amablemente en su vivienda y conversamos de todo: sus propuestas, su acuerdo con el Nuevo Perú y la gestión Castañeda.

Habla de sus principales contendores: Cornejo y Castañeda Pardo. Responsabiliza al primero del colapso que vive hoy el metro de Lima y afirma que el respaldo al segundo en las encuestas es en agradecimiento de su padre. Durante toda la entrevista, no deja de mencionarnos una sola idea: que va a reformar el transporte en la ciudad de llegar a la Municipalidad.

¿Cómo vas a remontar en las encuestas sin la cantidad de paneles que tienen y han tenido otros candidatos en elecciones?

Fui jefe de campaña el 2010 (con Susana Villarán) y he podido observar como con muy pocos recursos se puede ganar una elección en Lima metropolitana. Muchos pueden discutir de las diversas circunstancias favorables que se tuvo, pero el hecho es que en el mundo entero la izquierda no necesita de un gran despilfarro de recursos para poder ganar las elecciones, lo que necesita es unidad política y que sus líderes generen la misma unidad en el campo social.

¿Cuándo empieza tu anhelo pro postular a la alcaldía de Lima?

El 31 de diciembre del 2014 sentimos que había mucho por hacer en la reforma del transporte urbano. El haber visto que poco tiempo después el alcalde Castañeda hace a propósito una obra en medio del corredor que le hace perder a los concesionarios treinta mil pasajeros, ver cómo anula la mitad de los contratos de las empresas que operaban en el corredor, ver cómo despide a setecientos de los mil cien inspectores… El poder ver cómo un proyecto tan importante como los corredores complementarios… Mi decisión de postular a Lima tiene que ver mucho con la frustración de no haber visto una continuación de la reforma del transporte (en la gestión Castañeda). Lima la pide a gritos y tenemos que resolver el problema por el vía de la política.

Juntos por el Perú, el partido con el que postulas, ha firmado un acuerdo con el Nuevo Perú para apoyar tu candidatura. Felicitaciones. ¿Qué te ha dicho Verónika Mendoza?

El 75% de las bases de Lima del Nuevo Perú votó a favor de este acuerdo político con Juntos. Conversamos con Verónika Mendoza de muchas cosas, más de cómo piensa afrontar la coyuntura nacional juntos: Juntos por el Perú y Nuevo Perú.

¿Qué piensa del Acuerdo por Lima?

No le he preguntado del acuerdo en específico, pero me es suficiente entender que la comisión política del Nuevo Perú ha respaldado la decisión soberana de su asamblea de bases de suscribir este acuerdo.

Tienes a varias mujeres en tu equipo. ¿Cuál va a ser en rol de la ex regidora Marité Bustamante?

Ahora es la secretaria técnica de la dirección de la campaña. Propone la agenda al equipo de campaña. Es muy importante.

Vamos a las propuestas. ¿Qué propones para solucionar el caos del metropolitano?

Castañeda Lossio despidió al equipo técnico que fue capacitado en Europa por el solo hecho de que habían trabajado en la gestión de Fuerza Social. Nosotros hicimos eso porque no hay forma de conseguir un gerente de operaciones en el mercado porque no existe el puesto. Tendrías que sacarlo de uno de los concesionarios, pero ellos ganan diez veces lo que gana un funcionario en Protransporte. El despelote que hoy hay en el metropolitano tiene mucho que ver con que han despedido a mucha gente que nunca debió salir y que era gente que el mismo Castañeda introdujo en Protransporte en su segundo mandato. Un problema es ese: la pérdida de calidad de la gestión de operaciones del metropolitano. El otro es el tema de la flota: Castañeda se ha pasado cuatro años sin renegociar el contrato para ampliar la flota y ya debería haberse dado. El metropolitano está reventando.

El tren eléctrico también tiene problemas…

Porque Enrique Cornejo calculó mal la demanda y hoy día está la demanda que él y sus equipos calcularon que iba a estar el 2030. Por eso le faltan vagones y recién los están comprando.

¿Qué hacer con la avenida Javier Prado?

La Javier Prado requiere como solución definitiva el túnel de Javier Prado. Ninguna solución de parche va a resolver el exceso de demanda que existe debido a la cantidad de vehículos privados. Hay un proyecto vial que concesionó Andrade que es el túnel Javier Prado – La Marina – Faucett. Ese proyectó fue licitado y adjudicado por Andrade y lo reactivamos en la gestión anterior, el Ministerio de Economía y Finanzas dijo que faltaban estudios, el concesionario los hizo y ahora Castañeda lo quiere anular. Ese proyecto es el único que resuelve definitivamente la congestión de Javier Prado.

¿Qué vas a hacer en seguridad ciudadana? Una propuesta concreta

La primera tarea será cambiarles la forma de pensar a los policías y serenos porque ellos son la primera línea de lucha de protección de las mujeres cuando van a hacer una denuncia. Cambiar completamente la forma de pensar y monitorear los resultados. No podemos seguir teniendo al 70% de las mujeres que desconfían de la policía y del Ministerio Público. El pensamiento machista de muchos policías hace que las mujeres sean atendidas en la Demuna, pero no en las comisarías ni en los serenazgos.

De la gestión de Susana Villarán, ¿qué consideras que fue lo bueno?

La exalcaldesa nos dio el respaldo político para ejecutar la reforma de transporte urbano, en ese sentido, no tengo ninguna queja. También fue importante la integración del SIS con el SISOL en lo que respecta a salud y lo logró Oscar Ugarte, quien hoy nos acompaña en el equipo. Está asimismo el traslado del mercado mayorista de La Parada a Santa Anita.

¿Algún error o autocrítica?

Dentro de las cosas que debieron de hacerse de otra forma están las concesiones viales, en mi opinión debieron hacerse por iniciativa pública y nos habríamos ahorrado muchísimos problemas. En mi gestión habrá concesiones, pero todas serán por iniciativa pública. Yo no estuve a cargo de eso, pero creo que la gestión 2011 – 2014 no debió hacer nada por iniciativa privada. El error más grave fue no suspender el proyecto de Línea Amarilla, podía haber una sanción, pero podía pelearla. Si bien la renegociación mejora las condiciones lejos de lo que debía ser… Yo no hubiera cancelado el proyecto, yo lo habría suspendido. Además, eso fue lo que dijimos en campaña, solo que mi contacto con la exalcaldesa durante el primer año fue limitada, no cero.

O sea, tú nunca lo habrías firmado…

No puedo decir que la renegociación fue mala, de hecho, fue buena, pero en mi opinión mejor hubiese sido suspender. Sin embargo, reconozco que suspender habría tenido la probabilidad te recibir una sanción, pero yo lo habría asumido. No había forma que me soplara ese contrato porque soy un experto en concesiones. Castañeda había dejado un contrato tan extremadamente entreguista que no había forma bajo las reglas del MEF de que renegociándolo termines con una solución equilibrada.

¿A qué le atribuyes que Castañeda Pardo, hijo del alcalde, figure arriba en las encuestas cuando muchos coinciden en que la gestión actual es pésima?

Ese 8% es en agradecimiento a su segunda gestión que sí fue decente. Hizo el Circuito Mágico del Agua, terminó de implementar el metropolitano, le hizo creer a la gente que había hecho las escaleras amarillas cuando en realidad eran canjes por zonificaciones ilegales, y el sistema de SISOL. El tercer mandato es un desastre.

¿Cómo te gustaría que recuerden tu gestión?

Como el alcalde que convirtió a Lima en una ciudad planificada, humana, y que reformó el transporte.

Con todos los candidatos terminamos con esta dinámica. Te doy el nombre de uno de los candidatos y me dices una palabra o una frase. Urresti

Francotirador.

Reggiardo

Divulgador.

Cornejo

Tiene que enfrentar las investigaciones.

Belmont

El pasado.

Gustavo Guerra García

El que va a terminar la reforma del transporte.