Hay que hacerlos jugar, por Luis Enrique Baca

1.202

Me cansé de escuchar lo mismo las última semanas. Me cansé de prender la televisión y ver a Galarreta, Alcorta, Letona, Chacón, Becerril y otros tantos fujimoristas hablar y despotricar contra el gobierno de PPK: “¿Dónde está el equipo de lujo?” se preguntan. Hay que tener cara de palo para decir esto por 2 cosas: primero, Galarreta y Alcorta fueron candidatos de PPK en las elecciones del 2011 y además, ¿a quiénes tenía Keiko en su partido como especialistas en los temas más trascendentes (economía, inseguridad y lucha corrupción)? Pues a Hernando de Soto en economía, quien tras conocerse el escándalo de Ramírez se sintió decepcionado y probablemente no hubiera continuado con Keiko si ella ganara (aunque si asesoró a Gadafi, quien sabe…) . Octavio Salazar en inseguridad ciudadana, probablemente habría sido ministro del Interior (acusado de crear una cortina de humo en el caso “pishtacos” para encubrir un supuesto escuadrón de la muerte cuando fue ministro del Interior en 2009) y finalmente la zarina anticorrupción no iba a ser otra que Vilcatoma que tras una puya con Letona dejo Fuerza Popular, un mes después. El equipo de PPK en los ministerios roza la perfección, son profesionales de primer nivel sin mayores cuestionamientos y con amplia trayectoria, orquestados por un magnífico Primer Ministro y un Presidente que se está acomodando a la vida política, pues ante todo es un técnico. En el Congreso la historia es diferente y lo explicaré más adelante. Sí amigos fujimoristas, sí tenemos un equipo de lujo. Pero tenemos que hacerlos jugar.

Comparando un poco esto con el fútbol, el equipo de los ministerios sería como tener a Cristiano, Messi y Robben jugando juntos. ¿Qué tienen en común? Son cracks. Pero nunca han jugado juntos por lo que probablemente en 3 meses no sería el tridente goleador del campeonato. Si pasan 6, la historia cambia. Ni qué decir de un año.

Entiendo que la gente quiere soluciones rápidas, yo también las quiero. Estoy cansado igual que ustedes de no poder caminar tranquilo, de no confiar en nadie. Pero entiendo que el catastrófico gobierno de Nadine (sí, leyeron bien) hizo que los problemas se asentaran y se tiene que trabajar de a pocos, no pueden haber efectos inmediatos. Siguiendo con el ejemplo del fútbol. Si el equipo donde juega Messi, Ronaldo y Robben está en puestos de descenso hacia mitad de temporada porque el tridente anterior era de el “Zorrito” Aguirre, el “Cóndor” Mendoza y Diego Chavarri, no lo van a cambiar en 2 meses. Y sí habrán críticos que pedirán la cabeza del técnico ( en este caso PPK), pero con el tiempo todo cambiará. Los fujimoristas son una especie de Phillip Butters de la política.

El gobierno anterior dejó muchísimos problemas pendientes que el gobierno de PPK está tratando de resolver. El ministerio de Salud era el más afectado por la mala gestión de la anterior administración, y esto, sumado al caso Moreno ha hecho que la oposición pida la cabeza de la ministra García. Tranquilos, paciencia. Cuesta pero conviene. Este gabinete es muy prometedor y creo que habrán grandes cambios. La ley de Muerte Civil revela el compromiso firma y la valentía del gobierno a enfrentar a los parásitos corruptos instalados en las instituciones de nuestro país. Aunque dicen que hecha la ley, hecha la trampa.

Mi visión de la bancada oficialista es diferente y un poco menos esperanzadora que la del gabinete. Sólo 4 de los 18 congresistas ppkausas están inscritos. Muchos son independientes otros han pertenecido a otros partidos (Bruce y Sheput a Perú Posible o Aráoz al APRA). Hay puyas internas, y las hubieron desde el comienzo con el tema de Heresi y los voceros de la bancada. Más reciente el tema de Moisés Guía, quien afirma no sentirse parte del gobierno o la filtración de la conversaciones de la bancada oficialista, ¡de terror realmente! Más aún la presencia de Gilbert Violeta me preocupa en demasía, y parece no generar mucha simpatía dentro de su misma bancada. Son amigos no tan amigos. Sin embargo hay muy buenos cuadros como los ya mencionados Burce, Sheput y Aráoz, a ellos les sumaría a Olaechea, Lombardi, de Belaúnde, Costa, y Choquehuanca . congresistas también hay, pero también hay que hacerlos jugar para cohesionar la bancada.

No soy ppkausa ni defensor del gobierno de Kuczynski, sin embargo me gusta cómo está llevando las cosas a la interna y entiendo que lo que está sucediendo ahora es parte del proceso de adaptación (con excepción del caso Moreno y de los asesores, que es condenable sin embargo las medidas se tomaron rápido). El gabinete, perfecto. A la bancada, le falta cohesión. Pero me causa una rabia ver a Chacón que nunca en su vida ha trabajado, como presidente de Presupuesto y hablando de “equipos de lujo”. Al igual que Butters, los fujimoristas seguirán criticando, pero nada sería mejor que taparles la boca a los fujimoristas (y a Butters) De la que nos salvamos si ganaban los naranjas… ¡Gracias Goyo!