Hospital del Niño: Toulouse Lautrec dona pijamas especiales para niños con quemaduras

811

En un emotivo encuentro, representantes de Toulouse Lautrec hicieron entrega de 25 “Pijamas felices” al Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja, en alianza con Juguete Pendiente. Estas prendas, diseñadas y elaboradas por un grupo multidisciplinario de estudiantes de las carreras de Diseño de esta institución educativa; fueron creadas especialmente para mejorar las condiciones y el proceso de recuperación de las niñas y niños que han sufrido quemaduras.

Durante la entrega, fueron mencionadas las principales características y atributos de estos pijamas que, gracias a su innovadora tecnología, favorecen la cicatrización de las heridas y ayudan a prevenir infecciones por hongos y bacterias durante el tratamiento. Además, cuentan con un diseño lúdico y funcional con broches en las mangas y espalda para mayor comodidad de los niños. Asimismo, el empaque ha sido cuidadosamente diseñado, con un visor 3D, material reciclado y tintes semi ecológicos; para brindarles momentos de alegría durante su proceso de recuperación.

Esta donación se realizó gracias a una alianza institucional entre Toulouse Lautrec, el INSN de San Borja y la Asociación Civil Juguete Pendiente. Silvia Campodonico, gerente general de Toulouse Lautrec, resaltó la importancia de formar profesionales creativos y socialmente responsables desde las aulas. “Los retos de nuestro entorno nos motivan y comprometen a generar soluciones que agreguen valor a la sociedad y que contribuyan con el desarrollo del país, aplicando creatividad en serio que es nuestro propósito”, señaló.

Del mismo modo, Vanessa Vásquez, directora ejecutiva de la Asociación Civil Juguete Pendiente, indicó que la iniciativa es un reflejo de lo que se puede lograr en nuestro país a través de alianzas institucionales y el compromiso de mejorar las condiciones de quienes más lo necesitan. “Esta iniciativa demuestra que cuando trabajamos en sinergia y usamos nuestra creatividad, los límites desaparecen y podemos impactar positivamente en la sociedad”, indicó.

Prevención: un llamado a las familias

De acuerdo con el INSN, cada año se atiende a un promedio de 300 niños con quemaduras que ameritan hospitalización, y la población más afectada son niñas y niños de 1 a 4 años. Además, el 90% de accidentes se producen en el hogar y el 70% son causados por agua caliente.

Al respecto, la Dra. Pilar Huby Vidaurre, jefa de la Unidad de Quemados del INSN de San Borja, destacó la importancia del proyecto desarrollado por los alumnos de Toulouse, e hizo un llamado a las familias peruanas para tomar conciencia y reducir el índice de este tipo de accidentes en nuestro país. “Hemos identificado que el 70% de casos se hubieran podido evitar tomando medidas simples en casa como no dejar que los niños jueguen en la cocina o no colocar recipientes calientes en el piso”, aseguró la especialista.

Las instituciones aliadas hicieron un llamado a las organizaciones privadas y públicas a sumarse a esta iniciativa para elaborar más “Pijamas felices”, que ayuden, abriguen y alegren a muchos más niños y niñas que las necesitan.