Hurtado Miller a 30 años de ‘Fujishock’: “El ejemplo del pasado es imitable” [Entrevista]

Lucidez conversó con el exministro de Economía con motivo de cumplirse treinta años del célebre Mensaje a la Nación.

1.202

¡Que Dios nos ayude!– trascendental frase con la que Juan Carlos Hurtado Miller, ingeniero y exministro de Economía durante el primer gobierno del presidente Alberto Fujimori, cerró el Mensaje a la Nación con el que anunció el denominado ‘Fujishock’ un 8 de agosto de 1990. Este célebre mensaje marcó un hito en la historia económica del Perú y hoy, luego de 30 años y en medio de la crisis sanitaria a causa del COVID-19, quizás aún mantenga su vigencia.

En este aniversario, Lucidez conversó con el exministro de Economía para reflexionar sobre la trascendencia histórica de este cambio de rumbo de la economía peruana y algunos aportes suyos para enfrentar la coyuntura actual.

¿En qué consistió el ‘shock’ de precios?

A tan solo 11 días de iniciado el gobierno de Alberto Fujimori, el Ejecutivo decretó el ajuste de precios ante una situación de hiperinflación desbordada que había dejado la administración de Alan García en la década de 1980. A raíz del ‘shock’ de precios implementado por Hurtado Miller, la inflación disminuyó de aproximadamente 7000% durante el gobierno del APRA a 9,4% en 1997.

En este sentido, el exministro sostuvo que “el país estaba completamente desprestigiado a nivel internacional; no podíamos acceder a ningún préstamo y la inflación había alcanzado cifras exhorbitantes de 45% mensual”. En esas lamentables circunstancias, dijo que el ‘shock’ de precios fue vital para que el Perú vuelva a retomar un rumbo de estabilidad.

Sobre los cuestionamientos de algunos críticos relacionados a que se implementó el plan económico del Frente Democrático a pesar de no haberlo contemplado en la campaña, el exministro indicó que lo que copiaron “fue la doctrina que estaba en los libros, no lo que decía Vargas Llosa”.

La importancia de un sistema de precios libres

Respecto a la coyuntura económica actual, el extitular de la cartera de Economía dijo sentirse consternado por el incremento del populismo y el creciente favoritismo por un modelo de control de precios.

En este sentido, explicó que la base fundamental de un modelo de libre mercado son los precios. “Los precios tienen tres características: 1. son una señal que indica escasez o abundancia, 2. son un incentivo para comprar o producir y 3. son un instrumento para lograr objetivos de estabilidad macroeconómica y empresarial”. Si se opta por un modelo de control de precios, “le quitas a los precios esas tres características fundamentales y llegamos a un caos total”, dijo.

“Que el Estado controle los precios de los medicamentos, por ejemplo, lo único que causa es escasez”, sentenció.

Respecto a la crisis económica actual

Como reflexión, Hurtado Miller sostuvo que el Perú tiene el potencial para crecer “entre el 2% y 6% con un buen manejo” en los próximos años.

Asimismo, indicó que el programa Reactiva Perú, aunque logra recuperar el trabajo perdido debido a la pandemia del COVID-19, no genera nuevos puestos de trabajo. “Es una fórmula financiera, no es una fórmula económica. Lo que han hecho es arreglar la caja, pero eso no fomenta el progreso”, explicó. Además, sostuvo que es necesario crear aproximadamente 300,000 puestos de trabajo al año y, para lograr tal objetivo, se tiene que “aumentar el ‘stock’ de capital, y eso sólo se puede hacer poniendo en producción lo que tenemos como reservas”.

“Hemos hecho una reactivación financiera, pero no hemos hecho una reactivación económica. Lo que hay que hacer es tener suficiente capital para poner en marcha el ‘stock’. Esto no lo están pensando ahorita”, enfatizó.

Además, el exministro sostuvo que la informalidad es uno de los principales problemas sistémicos del Perú en la actualidad. En este sentido, indicó que el IGV se puede emplear para pagar el seguro social. “Hay que diferenciar entre la persona y la empresa informal. La persona informal trabaja en empresas informales y formales. Tiene dos características: 1. no tiene pensión de retiro y 2. no cuenta con seguridad social. Si el Estado asume esto, se podría fomentar más la formalización de las personas informales, ya que se le reduciría la carga a las empresas”, detalló.

Finalmente, respecto a la propuesta de retiro del 100% de las AFPs, el exministro calificó la medida como “una locura completa cuando lo que no tiene el país es ahorro”.