Italia advierte que tomará tiempo dejar de depender del gas ruso

La tercera economía de la eurozona ha estado buscando nuevas fuentes energéticas desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Sin embargo, tal parece que la independencia del gas ruso tomará más tiempo de lograrse.

1.809

El primer ministro italiano, Mario Draghi, advirtió este jueves que Italia logrará la independiente del gas ruso hacia el segundo semestre del 2024, lo que implica más tiempo del inicialmente calculado.

La tercera economía de la eurozona depende en gran medida del gas ruso. Sin embargo, ha estado buscando nuevas fuentes desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia, entre ellas a través de un acuerdo para aumentar el suministro proveniente de Argelia.

En una intervención en el Senado, Draghi aseguró que su gobierno busca impulsar la producción de energía renovable y espera anular “las barreras burocráticas” para esa inversión. Es la “única forma” para liberar a Italia de tener que importar combustibles fósiles.

“Las estimaciones hechas por el gobierno indican que podemos independizarnos del gas ruso en la segunda mitad del 2024”, aseguró a los parlamentarios. Añadió que “los primeros efectos” de ese plan se registrarán a fines de ese año.

En abril, el ministro para la Transición Ecológica de Italia, Roberto Cingolani, estimó queel país podría empezar a ser independiente del gas ruso en el segundo semestre del año que viene al ser interrogado sobre los planes energéticos de Italia.

Se trata de un asunto delicado ya que Italia importa de Rusia el 40% del gas natural. El gobierno lanzó una verdadera ofensiva diplomática en África para firmar acuerdos con Egipto y la República del Congo además de Argelia y ha tenido contactos con Angola.

Roma utiliza “las excelentes relaciones” que el gigante energético italiano Eni ha forjado durante 69 años de presencia en África, donde es líder tanto en términos de producción como de reservas, explicó en abril a la AFP Davide Tabarelli, jefe del centro de estudios Nomisma Energia.

Sobre sanciones

En esa línea, el gobierno italiano reiteró de todos modos su firme apoyo a las sanciones de la Unión Europa contra Moscú. Incluso, respalda la propuesta de prohibir las importaciones de petróleo ruso, lo que Hungría por ahora ha bloqueado.

“Debemos continuar manteniendo la presión sobre Rusia a través de las sanciones, porque debemos obligar a Moscú a sentarse en la mesa de negociaciones”, enfatizó Draghi.