Johnson nombra a su hijo en honor a dos de los médicos que lo salvaron

En una entrevista al diario "The Sun" el primer ministro británico dio detalles sobre su paso por la sala de cuidados intensivos cuando su diagnóstico de COVID-19 se agravó.

666

El primer ministro del Reino Unido Boris Johnson llamó la atención de los medios de comunicación internacionales cuando su diagnóstico de COVID-19 se agravó y devino su internamiento en la UCI de un hospital londinense. En una entrevista al tabloide “The Sun” el líder del Partido Conservador dio detalles sobre el trance por el que pasó y de lo que la experiencia le dejó.

“Me dieron litros y litros de oxígeno”, contó el premier. “Es difícil de creer que en tan solo unos pocos días mi salud se haya deteriorado hasta ese punto”, aseveró. Como se sabe, Johnson fue diagnosticado con coronavirus el 26 de marzo y diez días después tuvo que ser llevado de emergencia al hospital luego de que se deteriorase su capacidad para respirar. Dijo que su recuperación se explica por el “maravilloso” trabajo del personal de enfermería.

Su periplo médico lo llevó a reflexionar sobre aquello que quería lograr para su país como respuesta al virus y dijo que sus objetivos serán evitar que la gente siga sufriendo y que Gran Bretaña vuelva a ponerse de pie. Explicó, también, que sus adláteres no demoraron en hacer planes por si su condición alcanzaba el punto de no retorno.

Por otra parte, su prometida, Carrie Symonds, reveló el nombre de su hijo, nacido a pocas semanas del paso de su padre por cuidados intensivos. El bebé se llama Wilfred Lawrie Nicholas Johnson, una combinación del nombre de los abuelos de sus progenitores y el de dos de los médicos que salvaron la vida de Boris Johnosn.