La candidatura gringa de PPK

821

Pedro Pablo Kucynzski se encuentra en campaña presidencial desde hace varios meses. Cuenta ya con un partido político inscrito: Perú+ ahora se llama Peruanos por el Kambio (PPK), con la K de Kucynzski para una mejor recordación de su marca.

Con casi 80 años y nacionalidad norteamericana, PPK dice querer convertirse en Presidente del Perú. No parece ser consciente de que su avanzada edad y su nacionalidad son sus principales debilidades pero ambos aspectos parecen no importarle en absoluto.

Ha prometido renunciar a su nacionalidad norteamericana pero no ha dicho cuándo lo hará. Ayer -cuando se lo pregunté en un almuerzo con un grupo de empresarios- no respondió. La gente ya no le cree porque en la elección pasada hizo la misma promesa (de renunciar a su nacionalidad norteamericana) y la incumplió.

Sus principales detractores lo acusan de lobista y de priorizar sus intereses empresariales frente a los intereses del país. Pocos saben que en 1968 fue acusado de desembolsar irregularmente dólares en favor de la International Petroleum Company; motivo por el cual se fue a vivir por un largo periodo a los Estados Unidos.

Pese a haber sido ministro de Alejandro Toledo, ha sido también su más duro crítico en el último proceso electoral.

Las declaraciones más polémicas de PPK las dio cuando se refirió a los detractores del TLC con los EEUU. Dijo textualmente: “Esto de cambiar las reglas, cambiar los contratos, nacionalizar, que es un poco una idea de una parte de los Andes, lugares donde la altura impide que el oxígeno llegue al cerebro, eso es fatal y funesto”.

Kucynzski sabe de política. Ha hecho alianzas con Lourdes Flores, con Yehude Simons y con otros partidos. Se hizo muy popular mucho más mediático cuando una mujer le tocó los testículos en una actividad proselitista. Hay quienes afirman que eso fue un acto planificado por su equipo de campaña para lograr un alcance mayor a nivel multimedia.

Su principal colaborador en asuntos políticos y hombre de confianza es Gilbert Violeta, un abogado que se perfila como la cabeza de su lista congresal por Lima.

El ex alcalde de San Miguel y ex candidato a la municipalidad de Lima, Salvador Heresi, funge de Secretario General de la organización de PPK, pero la persona más controvertida de su entorno es Beatriz Merino, esa ex funcionaria del gobierno de Alejandro Toledo que protagonizó un escándalo cuando se descubrió que su amiga, Irma Chonati, fue contratada por la SUNAT. Ese episodio pasa piola ya que ahora Beatriz Merino es promovida permanentemente por los medios del Grupo El Comercio como posible candidata a algo. Hace poco Perú 21 fue criticado por una entrevista a doble página donde se pronuncia sobre diversos temas de coyuntura política y social pero en la que se omite señalar que es la representante a sueldo de la SPH, un gremio que le paga por defender los intereses de las empresas de hidrocarburos.

Por último y como ingrediente final, Kucynzski ha depositado toda su confianza en Luis Favre, ese oscuro asesor de campañas que participó en la presidencial de Ollanta Humala y en la campaña anti revocatoria de Susana Villarán.

Las primeras encuestas que PPK promociona en las redes sociales lo ubican en un segundo lugar y, por lo que he podido apreciar, él ya se siente Presidente del Perú.