La captura humeante de Rodolfo Orellana

1.496

El día jueves fue capturado en una zona residencial exclusiva de Calí en Colombia el prófugo empresario Rodolfo Orellana Rengifo. Este hombre dirigía una red criminal que se especializó en la expropiación de terrenos[1] mediante el aprovechamiento de vacíoss legales, la falsificación de firmas y la manipulación de una enorme cantidad de infiltrados en el Ministerio Público, el Poder Judicial, la SUNARP, la policía y en la política —diversos actores políticos como el congresista Benítez y funcionarios apristas(el asistente de Velásquez Quesquén por ejemplo) se han visto envueltos en este caso— con el fin de consolidar su esfera de impunidad y poder.

Sin dejar de mencionar la existencia de la revista Juez Justo que se encargaba de defender a capa y espada a la red difamándo y menospreciando a sus críticos, así como , denunciando a diversos periodistas por investigar la red a través de su director http://jobitel.com/ Benedicto Jimenez, otrora héroe nacional, pues dirigió la captura del lider senderista Abimael Guzmán.

Pues bien, la captura de Rodolfo Orellana es sin duda un suceso importante por el que todos los agraviados y ciudadanos en contra de la impunidad de un ciudadano que se aprovecho de las brechas y debilidad de nuestro poder judicial para amasar una cuantiosa fortuna; no puedo, indudablemente, dejar de señalar que dentro del contexto político en el que se realizó esta captura lleva a suponer que esta se realiza como una cortina de humo.

La semana pasada a raíz de diferentes investigaciones periodísticas acerca del también prófugo Martín Belaunde Lossio se sacaron a relucir polémicas relaciones y contactos que mantuvo el empresario con gran parte de la bancada oficialista, así como de la pareja presidencial. Las pistas vertidas por las investigaciones dan pie a diversas interpretaciones al respecto y hasta un parlamentario ha señalado que de descubrirse y escudriñar profundamente las relaciones entre el ejecutivo y Belaunde Lossio el primer mandatario podría terminar en prisión[2].

Este contexto, el hecho de que el propio titular del Interior haya señalado que se conocía que Orellana se encontraba en el país cafetero hace 40 días denota una alta suspicacia con respecto a la coordinación del momento en el que fue capturado: uno en el que como vemos el gobierno se halla en aprietos y necesitan una buena noticia que los involucre (la captura de un prófugo), para que el ojo público se enfoque en un objeto distinto y olvide momentáneamente https://xjobs.org/ la situación de fondo.

Por ello la captura de Orellana ha sido un logro que se ha visto impregnado por un humo denso que expele en sí misma por la situación en la que se ha realizado. Esperemos pues que la humareda se condense rápidamente y que no se dejen de investigar las relaciones entre el gobierno y el prófugo Belaunde Lossio.


[1] http://elcomercio.pe/politica/justicia/benedicto-jimenez-mafia-rodolfo-orellana-amaso-100-millones-dolares-noticia-1766760

[2] http://diariocorreo.pe/edicion/huancayo/humala-seria-el-proximo-en-ir-preso-544281/