La realidad y los medios

292

Si uno observa lo que dicen nuestros medios de comunicación, podríamos sacar conclusiones diversas. Diríamos que somos ante todo un país peligroso, lleno de asesinatos, sicariatos a la orden del día. Diríamos también que estamos llenos de mañosos, violadores, traficantes. Diríamos, además, que somos un país corrupto, mediocre. Sin embargo ¿La realidad peruana es solo eso?

Es cierto de que el índice de delincuencia va en aumento pero las cosas no son como lo muestran necesariamente nuestros medios, el mediocre noticiero peruano infla la situación real del país para conseguir audiencia, se alimenta del morbo popular y hace que, nuestros principales noticieros, solo muestren como noticia las tragedias. ¿No tenemos acaso cosas buenas para celebrar? ¿Se trasmiten a través de los medios? ¿Somos el país de los narcotraficantes, del chuponeo, de los mañosos y de los crímenes? Todas estas cosas existen pero no es lo único importante que ocurre día a día. Existen noticias buenas, estoy seguro que sí. El tema de la COP20, las nuevas películas peruanas y documentales, exposiciones en los museos, miles de cosas.

También hay otro problema, qué es lo que los medios entienden por noticia, si uno lee los principales diarios del país, se dará cuenta de que estos están abarrotados de información inútil. Que, en vez de ayudar a informar, desinforma. Notas sobre programas de televisión como Combate y Esto es Guerra, qué le paso a tal o cual modelo, cómo usar whatsapp sin que nadie se entere, cosas que no deberían tener cabida en los periódicos serios o que, por lo menos, no sean catalogadas como noticias. Lo que ocurre es que es más fácil llenar espacio con ese tipo de información a hacer realmente una investigación. El Perú necesita periodistas que investiguen, que creen documentales (Tanto tenemos por documentar, pero hacemos muy poco), que hagan buenas entrevistas.

La realidad y los medios muestran cosas distintas. En la vida real no es relevante lo que ocurre en los programas televisivos. También, la realidad peruana es mucho más que asesinatos, crímenes, violaciones, es mucho más que el contenido morboso de los principales diarios del país. Con esto no quiero decir que realmente no existan los problemas, quiero decir los medios no están funcionando correctamente, ya no son canalizadores de la información y opinión, sino son panfletos propagandísticos de morbo y de sus propios productos en plataformas diversas ¿Quién tiene la culpa? ¿El que coloca la noticia o el que la aplaude?