La selección argentina estuvo a punto de estrellarse en un avión de Lamia

362

Un vuelo de la empresa Lamia, que llevaba a Lionel Messi junto con otros jugadores de la selección de Argentina a Brasil, estuvo a 18 minutos de estrellarse.

Como descubrió el diario Folha de Sao Paulo, este vuelo también despegó con escaso combustible. El viaje, realizado el 11 de noviembre, duró 4 horas y 4 minutos. Según los datos que encontró el diario del portal de vuelos FlightRadar 24, la capacidad de combustible que llevaba el avión para aquel día era de 4 horas con 22 minutos.

Si es que durante la trayectoria se hubiese presentado alguna emergencia, el avión solo habría tenido ese tiempo para seguir sobrevolando antes de estrellarse como lo hizo la nave que llevaba al equipo Chapecoense.

Miembros  miembros de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) han declarado que el avión se tambaleaba, hacía ruido por diferentes lados y que tenía un problema “evidente” de espacio.