La violación de San Fermín: Agresores declarados «inocentes absolutamente de todo»

807

El pasado 7 de julio, un grupo de 5 jóvenes fueron detenidos en Pamplona, España, por lo que se conoció como “la violación de San Fermín“. Una conversación por WhatsApp de los agresores evidenciaba el delito. Sin embargo, han sido declarados «inocentes absolutamente de todo».

La campaña del ayuntamiento de Pamplona para las fiestas de San Fermín de este año era “Por unas fiestas libres de agresiones sexistas”. Lamentablemente, se registraron 17 casos de delitos sexuales. Uno de estos fue el de cinco hombres que llegaron a Pamplona desde Sevilla y violaron a una joven de 18 años. Uno de los agresores era miembro de la guardia civil.

Los jóvenes encontraron a la víctima en una plaza y la acompañaron hasta su auto. En el camino, la sujetaron y la obligaron a entrar a un local.  “Se animaban y se jaleaban entre ellos”, señaló el juez a cargo del caso. Agregó que retenieron a la joven en el suelo y la obligaron a varias “felaciones”, también la penetraron varios de los participantes. Todo esto lo documentaron en video, el cual es evidencia del cargo contra ellos. Además, lo narraron en una conversación por WhatsApp.

Sin embargo, habiendo finalizado el juicio, los cinco jóvenes procesados por la violación se han declarado «inocentes absolutamente de todo». El abogado de uno de los agresores, José Agustín Martínez, señaló: «En el procedimiento va a quedar meridianamente claro que en ningún caso se producen los hechos tal y como constan en la denuncia [de la víctima]».

Así, el letrado rechaza que se tratara de una violación colectiva, tal y como sostiene el auto de procesamiento en el que el juez impuso una fianza de 500.000 euros, adecuada, sin perjuicio de su determinación final. Además, considera que los videos grabados por los investigados, registrados antes como evidencia de la agresión, muestran que «las relaciones son absolutamente consentidas».

Martínez resalta que los acusados son «inocentes y deben ser puestos en libertad a la mayor velocidad posible». Añadió que «se les está causando un perjuicio que va más allá de la consideración de culpable o no» al «incrementar una pena que solamente puede dictarse» al concluir el procedimiento.

Los agresores habían sido puestos provicionalmente en prisión una vez fueron identificados.

Este diario reportó el hecho, incluyendo la conversación por WhatsApp que incriminaba a los sujetos. Puede leer la noticia acá.