Las contradicciones de Maki Miró Quesada, la nueva embajadora de Perú en Argentina

3.282

En las últimas horas, muchos cibernautas han criticado la designación de Maki Miró Quesada como nueva embajadora del Perú en Argentina. Argumentan que la mencionada no tiene carrera diplomática y, más bien, es decoradora de profesión.

En internet, abunda suficiente información respecto de su biografía. Tanto su perfil de Linkedin como su biografía narrada por la editorial «Grupo Planeta» explican lo suficiente acerca de su trayectoria profeisonal, que no es poca.

Miró Quesada es peruana de nacimiento pero ha vivido en varios países (Panamá, Francia, EE.UU. entre otros). Domina el Inglés, Francés e Italiano. Durante 18 años ha escrito una columna periodística en El Comercio y ha publicado un libro titulado «De París a la Patagonia».

Acorde a su cuenta de Linkedin, la flamante embajadora tendría un diploma superior en Literatura por Universidad de Nancy (Francia), pero se dedicó al arte a través de la decoración y también en la dirección de un área del Museo de Arte de Lima.

Digamos que trayectoria profesional sí tiene, sin embargo, ¿en dónde aparece la trayectoria diplomática? Y esto es muy importante que nos lo preguntemos: ¿Es necesario contar con una carrera diplomática para ser embajador(a) en otro país? Veamos.

De acuerdo con el portal del Ministerio de Relaciones Exteriores, son requisitos para brindar Servicio Diplomático: Ser peruano de nacimiento, tener grado de bachiller y/o título profesional en cualquier carrera reconocida por el sistema universitario peruano y haber culminado satisfactoriamente los estudios que imparte la “Academia Diplomática del Perú Javier Pérez de Cuéllar”.

Hasta lo que sabemos y de lo que figura en las redes, Miró Quesada no ha llevado estudios en la Academia Diplomática, tal y como lo ordena Cancillería. Pero aquí no acaba la cosa. Maki Miró Quesada incurre en una grave contradicción al aceptar la invitación del Gobierno (encabezado por Pedro Pablo Kuczynski), de ser embajadora den Argentina. Ella ha sido una férrea defensora de que una Embajada debe ser conducida por alguien que tenga las capacidades y habilidades necesarias.

En setiembre de 2015, Miró Quesada publicó una columna en la que criticó duramente la designación de una persona como embajadora cuando ésta no tenía carrera diplomática. Nos referimos a Cristina Velita, amiga cercana a la expareja presidencial (Ollanta Humala y Nadine Heredia), quien asumió la Embajada de Perú en Francia desde el 2011 hasta 2015. Y, como es sabido, Velita no tenía carrera diplomática sino más bien una vida dedicada a la ginecología.

«Yo no sé usted, estimado lector, pero para mí eso de cobrar a dos cachetes y ponerse medio día el sombrero de diplomática y otro medio día el de doctora que cobra y tributa me parecía, por lo menos, ‘déclassé’«, escribió Miró Quesada en su columna del 26 de setiembre de 2015 en El Comercio.

Miró Quesada consideró que su nombramiento fue muy «sui géneris» y que daba la imagen de que el Perú no tenía códigos ni «savoir faire» (virtud o habilidad para lo que se le ha encomendado).

«Un tiempo después subió del sótano y terminó de embajadora. Conociendo el nivel me preocupé por lo que pensarían los franceses con este nombramiento tan sui géneris. Hasta que comprendí que no importaba. Ellos ya se resignaron a vernos como un país bananero más, sin códigos ni ‘savoir faire’».

Así las cosas, cabe preguntarse, ¿cómo es posible que haya aceptado asumir la Embajada de Perú en Argentina luego de haber indicado que son requisitos indispensables tener «códigos» y habilidades en materia de diplomacia internacional, si es que ella no los tiene? ¿Qué tiene que decir el Canciller Ricardo Luna?

ANTECESOR DE MAKI MIRÓ QUESADA
El Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski ha retirado al diplomático, abogado y escritor, José Luis Pérez Sánchez-Cerro, especialista en derecho internacional  con más de 40 años de experiencia en el Servicio Diplomático del Perú.

Fue Secretario General de la Cancillería del Perú hasta que inició el gobierno de Ollanta Humala, en 2011. Ha dictado innumerables conferencias sobre derecho internacional en varios países.

Pérez Sánchez-Cerro integró el Comité de Derechos Humanos de la ONU, entre 2007 y 2010.