Las ideas-madre del Imperio Caviar, por Federico Prieto

404

¿Qué quiere decir lo que Enrique Betancourt (posición.pe) ha llamado el Imperio Caviar? Los franceses llamaron izquierda caviar –gauche caviar- a los izquierdistas amigos de la buena vida y de la buena mesa. Nosotros hemos llamado simplemente caviares a marxistas reciclados al liberalismo, conforme lo pide la moda ideológica de la época. Hombres y mujeres que piensan en la sociedad del bienestar… comenzando por el bienestar de cinco estrellas para ellos mismos. Para los criollos caviares la canasta del pensamiento se nutre de las siguientes ideas:

  1. Permisivismo. Todo es lícito, nada está prohibido. Cabe toda incoherencia intelectual, siempre que sirva para defender el Imperio caviar. Una idea que viene de antes pero que ha sido asumida por el criollo caviar es la despenalización del aborto. El aborto es un delito pero no se debe castigar al asesino del niño muerto. Y lo mismo en otros campos de la vida humana.
  2. Relativismo. Nada es absoluto, ni Dios. Por lo pronto, los caviares criollos actúan como si Dios no existiera, vieja fórmula de Hugo Grocio renovada. Todo puede acomodarse a los tiempos. Quien defiende una verdad firme es un fanático, un fundamentalista, un hombre incómodo por naturaleza.
  3. Empoderamiento. Este neologismo sirve para explicar la tendencia de los criollos caviares a estar cerca del poder, ya sea político o económico, siempre que dé dinero y prestigio, instrumentos indispensables para tener a disposición los medios de comunicación y los cocteles diplomáticos. Y ahí se hacen los negocios según el viejo dicho empresarial: siempre recto, recto, recto; y, de vez en cuando, una curvita: ¡ahí se hace la plata! ¡viene sola!

  4. Sensualidad. Todo lo que conduzca a lo que una película japonesa llamó el imperio de los sentidos es válido y atractivo: placeres de bebida y comida, moderación en las drogas, sexo libre, ideología de género, orientación sexual múltiple, rechazo de toda norma religiosa o moral en el campo de la sensualidad apodándola de medieval y reaccionaria. Desplazar el matrimonio religioso para toda la vida por el matrimonio y el divorcio civil.
  5. Terquedad. Una vez dada una consigna ideológica, usualmente venida desde algún organismo internacional donde goza de privilegios la élite caviar tribu frivole de bonvivant, hay que imponer tercamente el concepto recibido, sin diálogo con sus detractores, haciendo oídos sordos aunque demuestren la falsedad de la media-verdad o media-mentira, con engaño en ambos casos, porque tarde o temprano podrán declarar la corrección social de la consigna difundida por el mundo, siendo quienes no la aceptan personas políticamente incorrectas.
  6. Imperio de la moda ideológica. El criollo caviar cambia constantemente de postura de acuerdo a las cinco ideas anteriores, de tal manera de estar siempre en la corriente de moda que lleva al triunfo social, a la buena vida, lejos de las personas que defienden siempre los mismos ideales, porque eso los puede dejar fuera del círculo de los poderosos de la tierra.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.