¿Leasing o Préstamo en Efectivo?

1.566

¡Hola!, estoy seguro que todos ustedes en algún momento se han hecho esta pregunta al momento de solicitar un financiamiento al banco para comprar bienes de capital, desde una camioneta de reparto hasta la construcción de una enorme planta industrial, pasando por maquinaria amarilla, equipos de informáticos, camiones, volquetes, camionetas, autos, máquinas herramientas etcétera, todos estos activos deben ser financiados de alguna manera. Entonces ¿qué producto financiero le conviene más a tu empresa?

Y la respuesta a esta pregunta no es fácil y muchas veces si tu contador no es bien caña va a decirte que el leasing no te conviene pero por el otro lado tu sectorista del banco va a empezar a salivar para que tomes un leasing y tú como gerente te voltearás para preguntarle a tu gerente financiero y si no tienes uno… entonces quizás tomes una decisión a ciegas o tu banquero tomará la decisión por ti.

Para que eso no te suceda en esta serie de artículos, encontraras algunos lineamientos simples para que de una manera práctica tomes decisiones de una manera más técnica.

En este primer artículo veremos “El ABC” así que empezamos con una pequeña descripción del leasing. Digamos que vas a comprar una máquina para fabricar tallarines. Vas al banco y le pides que te preste plata para comprarlo, pero el banco te dice que te va a financiar mediante un leasing. En el leasing, en vez de que el banco de té la plata para comprarte el activo, el banco lo compra por ti (entonces el propietario del bien es el banco, no tu) lo que sucede a continuación es muy fácil, como el banco no fabrica tallarines, lo que hace es alquilarte la maquinaria a ti y tú la usaras para fabricar tallarines y en vez de pagar simplemente cuotas (como harías en un financiamiento tradicional) pagas alquileres por un plazo equivalente al valor de tu máquina más los intereses del banco, luego de que hayas pagado en alquileres el total de la máquina más los intereses del banco, puedes comprarle la propiedad al banco por un “valor simbólico” eso técnicamente se llama ejercer la opción de compra. Luego de eso, la máquina para hacer tallarines ya es tuya.

¿Pero por qué complicarte la vida con esto? ¿No sería más fácil pedir prestada la plata y comprar el activo y si hiciera falta colocar el dicho activo como garantía a favor del banco? Claro que sí, un préstamo en efectivo es mucho más fácil, pero hay una cosa muy importante, ¡el leasing te otorga beneficios tributarios!

Estos beneficios son básicamente poder depreciar tu activo fijo en el plazo del financiamiento, (que suele ser más corto que el tiempo normal de depreciación tributaria) a eso se llama depreciación acelerada. Bajo el mismo ejemplo de la máquina para fabricar tallarines, si tú la hubieras financiado con un préstamo en efectivo (a tres años), deberías de depreciar la máquina en tu contabilidad durante 10 años. Pero si lo haces con leasing, depreciarías la máquina en tres años… ¿buenazo no?… pero espera un segundo… ¿Cómo es que si la máquina de tallarines es de propiedad del banco tu empresa la puede depreciar? Muy sencillo, la ley del leasing dice que para tu empresa un crédito en leasing se registra como una compra de maquinaria (de hecho en el PDT de la SUNAT hay una línea que dice: “Inmuebles, maquinaria y equipo en arrendamiento financiero”) y para el banco la máquina se registra como una garantía.

Y, ¿Cómo es que la depreciación acelerada te conviene? Es muy sencillo, todos los años tu contador registrará en el Estado de Ganancias y Pérdidas de tu empresa, gastos por concepto de depreciación de tus activos (Inmuebles, maquinarias y equipos), pero esos gastos son contables, y no son salidas efectivas de caja, sino que cada año tus activos tienen un valor menor en libros, estos gastos por depreciación hacen que tu empresa declare una menor utilidad tributaria, por consiguiente… (Redoble de tambores) pague menos impuesto a la renta.

Entonces el leasing te permite comprar activos para que tu empresa siga creciendo, y que pagues menos impuesto a la renta en el camino. ¿Y esto es legal?… Si, 100%.

En los siguientes artículos veremos más a detalle, conceptos como la depreciación, la depreciación acelerada, cuando te conviene y cuando no te conviene tomar un leasing (porque hay escenarios en los que el leasing no es la mejor jugada), cual es el tratamiento del IGV. Nos vemos pronto.