Los cuatro puntos claves de gobierno según Roque Benavides, por Federico Prieto

543

La hipotética pre-candidatura presidencial de Roque Benavides se basa en cuatro puntos iniciales: 1) gobernar con honradez, para acabar con la corrupción; 2) formalizar el aparato productivo, reduciendo la informalidad; 3) fomentar la descentralización, frente al centralismo limeño; y 4) darle seriedad a la política, erradicando el populismo demagógico. Así lo ha dado a entender en una reciente entrevista biográfica.

La postura anti-minera del presidente Martín Vizcarra parece haber obligado al empresario minero a salir al aire para enfrentar la tendencia a la izquierda del gobierno, y sus manipulaciones en el Congreso a la búsqueda de una misteriosa finalidad. Esa entrevista de Benavides no es solamente un tanteo personal para ver si su candidatura tiene apoyo, sino un gesto responsable con el Perú, país minero por excelencia. Recordemos que la Sociedad de Minería, Petróleo y Energía ya dio la voz de alarma; y que la presidenta de Confiep ha hecho otro tanto.

Así, ante la alternativa de elegir a candidatos meramente políticos, cada uno con una legítima ambición personal, se suma esta posible candidatura, que requeriría de un apoyo político partidario concreto y una estrategia de campaña que llegue al pueblo. Desafío nada fácil, por cierto. Competir con candidatos demagógicos es difícil, porque todavía no tenemos una clase media madura, capaz de hacerle frente al populismo.

De alguna manera, la todavía no anunciada candidatura de Keiko Fujimori -si no se ha cansado de tanto maltrato injusto- es un complemento de la de Benavides. Ambos buscan el progreso del país con ejercicio del principio de autoridad, y si Benavides tiene al empresariado Fujimori tiene al pueblo, a pesar de la sucia campaña mediática permanente en su contra. Y no olvidemos que con Keiko en la cárcel no hay elecciones presidenciales libres.

Las incógnitas del gobierno de Vizcarra -renuncia o vacancia- pueden abrir un mandato presidencial a Mercedes Araos hasta el 28 de julio de 2021, tiempo necesario para que el país pueda discernir qué candidato conviene al Perú al inicio de la andadura de su tercera centuria republicana. Parece que el abanico de candidatos comienza a surgir en el horizonte político, y toca a la opinión pública desechar a los que no nos convienen e ir subrayando a los que pueden ser los elegibles.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.