¿Los empresarios tienen la culpa del alza de precios?, por Mirko Vidal

«En tan solo dos semanas del gobierno de Pedro Castillo, los precios se han disparado y la población está preocupada por si esta situación se detendrá y no volverá a ocurrir o si es un contexto generalizado que se extenderá en el tiempo».

777

Durante estos últimos días, un tema muy recurrente ha sido el incremento del costo de vida. Todos los peruanos hemos tenido que sufrir por culpa del alza de precios en productos esenciales como el pollo, el aceite, la gasolina, el maíz, etc.

En tan solo dos semanas del gobierno de Pedro Castillo, los precios se han disparado y la población está preocupada por si esta situación se detendrá y no volverá a ocurrir o si es un contexto generalizado que se extenderá en el tiempo. En el siguiente artículo intentaré explicar, a mi juicio, un poco más de luces sobre el tema.

Para ser claros, lo más fácil y lo primero que a muchas personas se les viene a la mente cuando piensan en las causas de este problema, es culpar a la avaricia y codicia de los empresarios. “Que malos son, siempre queriendo sacar más beneficio sin importarle la gente”. Sin embargo, lo que vivimos en Perú está lejos de este comentario.

En un mercado medianamente desregulado, si un empresario sube el valor de un producto, este debería ser humillado por sus competidores directos. Lo que dirá la gente es lo siguiente: “Alicorp es un monopolio y puede hacerlo”. En realidad, esa empresa no es un monopolio, pues tiene amplia competencia.

Entonces, si no podemos echarle la culpa a los empresarios o al monopolio, ¿cuál sería la razón? La explicación tiene que ver con el aumento de precio de los insumos traídos del exterior o importados, ya que las transacciones de bienes extranjeros se realizan en dólares. Como se conoce, esta moneda sirve como método de intercambio entre el sol peruano.

A este factor se le suma el alza del dólar, que es fruto de la confianza de la gente hacia un régimen estatista, que quiere agrandar al Estado en niveles inimaginables y para eso debe robar riqueza por medio de impuestos a la población y a los empresarios. Según RPP, las operaciones de compra de dólares se han triplicado desde que Castillo asumió la presidencia.

La ley de oferta y demanda es simple. A mayor demanda de dólares, su precio subirá y a menor demanda de soles, mientras la oferta se mantiene constante. su valor caerá. Este proceso es el que verdaderamente excede el valor de la canasta básica. ¿Cuál sería la solución? El gobierno de Castillo debe adoptar medidas pro libertad económica, cosa que asumo es imposible.

En síntesis, el golpe económico es responsabilidad directa de las medidas intervencionistas actuales y futuras de nuestras autoridades. Lo peor que podríamos hacer es poner un control de precios que genera escasez de productos. Para más información y a modo de cierre recomiendo el libro 4000 años de controles de precios y salarios, un ejemplar sencillo de leer y de gran ayuda.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.