Maggie Pimentel: “El 2021 me gustaría que la candidata de la izquierda sea una mujer”

953

Maggie Pimentel o Rosa María Pimentel Cortez, como es su nombre real, es una periodista feminista y profesora universitaria formada en la Universidad Jaime Bausate y Meza, con maestría de género en la Universidad de San Marcos. Ha ocupado diversos cargos como el haber sido Encargada de Discapacidad en el Gobierno Regional del Callao, jefa de la OMAPED de Miraflores, y últimamente, coordinadora nacional de ForoSalud. En esta entrevista, opina de la situación de la salud en el país, habla de la izquierda, pero una vez culminada la conversación se anima a contarnos una anécdota: la prótesis que usaba hasta hace un año le fue regalada por Fidel Castro, el ex presidente cubano.

¿Cómo comienza tu vida política?

Como activista empieza hace cuarenta años. Tenía veinte cuando ingresé al Grupo Amistad, que era un grupo de personas con limitaciones físicas, y a partir de allí se abre todo un mundo en relación a la defensa de los derechos de las personas con discapacidad. En esa época estaba estudiando inglés, francés, cursos libres de filosofía y otro en IPAE. El noventa por ciento de ese grupo se había beneficiado de becas integrales de salud otorgadas por el gobierno cubano en La Habana. Entonces, ellos hacen un llamamiento en la televisión y yo fui. Cuando llego a ellos, ya era una mujer de izquierda y feminista desde los 15 años, militante de la causa, a pesar de que no formaba parte de ningún movimiento.

¿De qué época hablamos?

De 1978.

¿Cuánto transcurre para que llegues a Forosalud?

Veintiocho años y con bastante recorrido en la historia de los derechos. Yo llego a ForoSalud el 2006, en su gran IV Conferencia Nacional. Me habían invitado porque era la encargada de la temática de discapacidad en el Gobierno Regional del Callao y parte de la Mesa de Concertación de Personas con Discapacidad; además coordinaba Mujeres con Discapacidad Frida Kahlo. Era una activista permanente que, a pesar de trabajar en el Estado, siempre me ponía del lado de los derechos de las personas con discapacidad y no tanto de lo que el Estado quería que yo representara. Nunca me he dejado arrastrar por la funcionalidad del poder.

Para quienes desconocen, cuéntanos, ¿qué es Forosalud?

Es un gran movimiento de la sociedad civil, que está integrado por muchas organizaciones ciudadanas de 19 regiones del país que apuestan por la salud pública y donde se realizan diversas actividades relacionadas con la promoción y defensa del derecho a la salud.

Ocupaste un cargo importante

Fui coordinadora nacional de ForoSalud por 2 años, desde el 2016 hasta febrero del 2018. Hemos seguido manteniendo la agenda de que la salud en nuestro país tiene que ser universal, es decir, una salud para todos y todas; asimismo, integral, que alcance la mayor cantidad de coberturas, y solidaria, bajo una urgente reforma tributaria. Igualmente, trabajamos mucho con el enfoque de género vigilando procesos en los hospitales sobre salud sexual y reproductiva.  Muy grave y triste, pero también con mucha rabia comprobamos que el protocolo de aborto terapéutico no se está respetando en los hospitales del país, condenando a graves discapacidades o a la muerte a miles de mujeres. El Estado peruano nos hace creer que el acceso a la salud es un privilegio que debemos pagar. ¡Cómo es posible! Ningún derecho es un privilegio y la salud es una responsabilidad que ya es hora que asuma en su totalidad el Estado. Hay mucha gente, mujeres y hombres fuera del sistema de salud.

¿Cómo evalúas a EsSalud hoy día?

En el caso de EsSalud tenemos un problema muy grave porque desde que Fujimori entra al poder lo que hace es abrir y estabilizar las políticas neoliberales que tienden a eliminar lo público, reducir al Estado y a ensanchar la privatización. EsSalud ha empezado a tercerizar atenciones mediante las APP de las que ellos perfectamente podrían encargarse, por ejemplo, las atenciones en diálisis para enfermedades renales, entre otras tantas. Una persona puede estar grave, pero para que la atiendan o la operen pueden pasar meses e incluso años. A mí me han demorado cuatro años para darme una cita en traumatología para obtener una prótesis ortopédica y cuando me la dan ya no tengo un empleo, es decir, no cuento con una formalización laboral, estoy fuera del seguro. ¡Una barbaridad que no le ha importado a ningún ministro ni ministra, ni gerente de EsSalud, aun sabiendo que soy una activista con discapacidad por el derecho a la salud! ¿Dónde está, pues, la famosa inclusión social?

¿Algún ex ministro de salud ha tenido voluntad de cambiar estas problemáticas?

No creo que el sistema de salud se arregle con voluntades personales. Creo que es una decisión política del sistema económico, del Ministerio de Economía y Finanzas, porque ellos son finalmente quienes van a dictaminar cómo se va a llevar el sistema de salud en el país. El Minsa tiene apenas 2,2% del presupuesto… ¡En total, juntando a EsSalud y las Fuerzas Armadas y Policiales no llegan ni al 5%! ¡Al único país que le ganamos por decimales es a Haití!! ¿De qué democracia puede hablar el Perú con ese presupuesto miserable y mortal en salud?

Pero, ¿nadie ha tenido los pantalones de…

Yo no hablaría de “pantalones” porque esa es una frase machista. Creo que ningún ministro o ministra de salud va a poder arreglar este problema si es que no se enfrenta con el sistema económico, con este sistema neoliberal privatizador, en resumen, con el poder, asumiendo políticamente la defensa de la salud y la vida de millones de peruanos y peruanas.

Entonces, cambiemos de gobierno

Sí, creo que hay que cambiarlo. PPK fue el único que ofreció aumentar el porcentaje en salud al 0,5% al año, para poder llegar al 5% al término de su gestión. No solo no lo hizo, sino que se redujo este presupuesto y el SIS ha retrocedido desafiliando a millones de personas. Quienes no son pobres porque tienen 295 soles en el bolsillo al mes se les hace pagar desde 39 hasta más de 100 soles mensuales. Aquí el SISFOH debería ser eliminado. Esa sería una gran revolución a favor de la salud y de la vida en nuestro país.

¿Qué tipo de gobierno necesitamos para el bicentenario?

Para el 2021 necesitamos llegar con una reforma tributaria espectacular, en la que a las grandes empresas nacionales y transnacionales se les cobre lo que deben al Estado, para que ese monto vaya a sectores prioritarios como salud y educación. Si se les cobrara, podríamos solucionar el problema del SIS de cinco a diez años.

¿Te parece una buena opción Verónika Mendoza para el 2021?

En el 2016 Verónika Mendoza con el Frente Amplio enriqueció su plan de salud con las propuestas de ForoSalud. Yo quisiera una izquierda en donde estén representadas todas…

¿Con qué izquierda sueñas, Maggie?

Sueño con una en la que no existan personalismos. Sueño con una izquierda que no le sea funcional a la Confiep. No creo que una izquierda que desee agradarle a la gran empresa privada vaya a ser una que cumpla las necesidades y los derechos de los peruanos y peruanas.

Es bastante probable que Verónika no postule con el Nuevo Perú, ya que aún no logran su inscripción y quizá, entre las alternativas, pueda estar Juntos Por el Perú. ¿Cómo ves eso?

Tanto en Lima, el Callao y todas las regiones no se ha podido seguir un proyecto unitario, y se ha decidido votar “por el mal menor”. Me preocupa que sigamos… La pregunta que me hago es: ¿El 2021 tenemos que llegar divididos o con un programa conjunto?

Según una foto difundida en redes por Vladimir Cerrón, hay cierta voluntad de su parte de confluir con el Nuevo Perú, Juntos Por el Perú y Mas Democracia. ¿Qué te parece ese panorama?

Bueno, hay una voluntad de unificación

Lo olvidé, no incluye al Frente Amplio

O sea, es una parte. Yo creo que ahí tendrían que confluir todos los sectores, porque si este se va por otro lado igual va a restar. Las propias organizaciones tienen que decidir quiénes son sus candidatos y candidatas, y hay que seguir fortaleciendo el trabajo de las bases. A mí me gustaría que para el 2021 la candidata sea una mujer, por supuesto.

Eduardo Adrianzén me dijo en una entrevista reciente “yo prefiero mil veces a Marisa Glave que a Verónika Mendoza”. Respetable decisión, por ejemplo. ¿A qué mujer te refieres o no tienes todavía una en mente?

Hay interesantes mujeres en el ámbito laboral, académico, artístico, feminista…

¿Verónika Mendoza? ¿O a quiénes te refieres?

Yo no tengo ningún anti con nadie. Creo que sería muy interesante que la misma Verónika ponga su candidatura en precandidatura y eso implicaría también el cómo ella se relaciona con los sectores populares que no se han sentido tan representados. Creo que lo que más le ha dañado a Verónika ha sido el haber estado en el partido de Ollanta Humala, pero también han influido mucho los medios.

Vamos al ping pong con los posibles candidatos el 2021. Me dices una palabra o una frase luego de cada nombre. Keiko Fujimori

Nunca será presidenta.

Kenji Fujimori

Nunca será presidente.

Alfredo Barnechea

Es un virrey. No creo que encarne las aspiraciones populares para ser presidente.

Marco Arana

Es una posibilidad

Verónika Mendoza

También es otra posibilidad y es mujer. Sin embargo, en el devenir pueden perfilarse otras opciones…construyámoslas de acuerdo a un proyecto popular que represente las múltiples diversidades sociales del Perú.