Mantengamos la cordura, por Sebastian Vinelli

348

Nadie se imaginó un año tan agitado como este, y no podemos deshacernos fácilmente de él porque se han dado sucesos que marcan nuevos rumbos para el mundo y dan pie a tiempos que tendremos que esperar con prudencia y mantener la cordura.

En Europa un “Brexit” y una extrema derecha que ponen a la población en alerta para no repetir los errores del pasado, que causaron una gran barbarie y alteraron la paz mundial. En los últimos meses los aires se han crispado porque no saben cómo responder las críticas sobre la llegada de refugiados a sus tierras, a la par con ataques terroristas que la derecha acusa y pide frenar dicho recibimiento porque creen que, a su vez, aumenta el peligro y son principales sospechosos.

En Alemania, Merkel defiende su postura en la cual decide acoger a una buena cantidad de refugiados sin temores, e inclusive ha decidido postular por cuarta vez en dicho país. ¿Seguirá firme en su política ante los ataques que viene recibiendo?

El 9 de noviembre nos levantamos con una inesperada victoria de Donald Trump, a pesar de que la candidata demócrata obtuvo mayor cantidad de votos, su sistema electoral benefició al magnate y lo llevó a la presidencia. Un Trump que toma el poder este 20 de enero, sigue vociferando sus medidas radicales que adoptará para, según él, reafirmar el poderío estadounidense en el mundo ya que este se ha perdido. Con mensajes llenos de ataque a los inmigrantes, reforzamiento del ámbito militar y un sospechoso vínculo amical con Putin, deja en la incertidumbre a la mayoría de ciudadanos. Esperemos que tome consciencia y dé un par de exhalaciones antes de tomar ciertas decisiones ya que los avances que se han dado, como volver a establecer relaciones con Cuba, requirieron esfuerzo y no sería lógico tirar todo por la borda.

En Sudamérica no podemos dejar de mencionar que la gente se cansó de una izquierda disfrazada, donde se predica algo y se hace lo contrario. En la Argentina Macri trata de levantar una nación donde los Kirchner, después de 12 años en el poder, dejaron al país sin reservas y con un sinfín de denuncias de corrupción y una muerte del fiscal Nisman, que no se sabe si se suicidó o lo mataron. Y si hablamos de graves denuncias de corrupción, Brasil se encuentra ahogado en ella y no descubre el camino para salir de la crisis; veremos si el año que viene logra ver la luz.

Pocos son los que resisten a esta ideología que en la práctica no les ha dado muchos beneficios que digamos, sino veamos a Venezuela, donde están a punto de un estallido social, o al gran amigo Evo, que se ha pasado todo el año criticando a Chile por su fantasiosa idea de que Chile le ceda la salida al mar.

Nuestro país no se escapa de las tensiones políticas, todos hemos presenciado un Poder Legislativo que tiene en la mano al Presidente Kucsynski, a tal punto de llegar a la censura de uno de sus ministros.

Dimes y diretes que llevaron al mandatario a dar un mensaje a la Nación para pedir calma y, como lo repito al inicio y que también creo que ahora más que nunca necesitaremos en el mundo, cordura.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.