Marisa Glave: “El fujimorismo ha quedado al descubierto” 

454

La congresista de Nuevo Perú, Marisa Glave, criticó al fujimorismo por aprobar en primera votación la exoneración tributaria a las empresas de transporte aéreo. Señaló que esta iniciativa, presentada por la legisladora Karla Schaefer, tiene nombre propio y beneficiaría a Latam.

“El fujimorismo quedó al descubierto y en absoluta soledad. La manera descarada en que pretendieron aprobar una exoneración de cerca de 1.200 millones de soles anuales a las empresas del sector aeronáutico los puso en evidencia. La propuesta fue planteada de manera tan grosera que ninguna fuerza política apoyó la medida, logrando imponerla por una diferencia menor a 5 votos”, afirmó en una columna publicada en el diario La República.

Además, la parlamentaria recordó que el sector aeronáutico gozó de no pagar impuestos por la importación de naves y repuestos entre el 2010 y 2015. Agregó que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) también se mostró en contra de la propuesta.

“Por un lado, llegó la opinión del MEF, contraria a la propuesta, y algunos congresistas revisamos información de Sunat sobre el manejo de este tipo de exoneraciones. Lo que descubrimos es que Sunat había cuantificado en más de 5.600 millones de soles (al cambio actual) el monto NO RECAUDADO entre el 2010 y 2015, tiempo en que existió una exoneración similar”, añadió.

LEY CON NOMBRE PROPIO

Marisa Glave, finalmente, sostuvo que durante el último debate demostraron que esta ley tendría nombre propio ya que durante el tiempo que existió la mencionada exoneración, LAN Perú concentró el 75% del valor CIF de las aeronaves y sus repuestos.

“Durante este último debate mostramos, además de lo ya señalado, que LAN Perú en el período 2010-2015 concentró casi el 75% del valor CIF de las aeronaves, partes, piezas y motores ingresados bajo este régimen especial. Esto puso en total evidencia que la exoneración tenía nombre propio: LATAM”, señaló.

“No pudiendo rebatir los argumentos, y puestos en evidencia, tratando de “salvar” el escándalo añadieron una frase al dictamen para excluir a las grandes empresas. Lo aprobado ahora sería aplicable al 4% del mercado, ¿tiene sentido una exoneración para un porcentaje tan pequeño del mercado? Lo aprobado abriría además un canal al abuso de la tercerización de las grandes empresas como ocurre con Telefónica. Una burla más al país”, sentenció.