Martín Tanaka lamenta continuidad de voto preferencial y que inmunidad siga en manos del Congreso

1.108

El exmiembro de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, Martín Tanaka, lamentó que el Pleno del Congreso haya modificado la esencia de dos de los seis proyectos que presentó el Poder Ejecutivo.

En específico, se refirió a las iniciativas de paridad y alternancia en las listas, y a la propuesta de inmunidad parlamentaria.

A través de su cuenta de Twitter, el también politólogo y profesor de la PUCP señaló que “lo aprobado no cambia mucho respecto a la situación actual”.

“Se avanza en establecer cuota mínima de 40% y alternancia en elecciones internas y primarias, y en la lista final de candidatos al Congreso. ¡Excelente! Pero mediante disposición transitoria en 2021 se mantiene el voto preferencial; lo ideal era lista cerrada, al haberse establecido mecanismos de democracia interna. Las candidatas ganarán más presencia y visibilidad, pero se mantendrán los vicios del voto preferencial”, dijo.

Sin embargo, indicó que los comicios del 2026 sí se llevarían a cabo de mejor manera y con las nuevas modificaciones, como paridad, alternancia y sin voto preferencial.

“Pero el 2021 se ve complicado: diferencias entre partidos ya inscritos (pueden definir candidatos de manera cerrada), y nuevos (mediante primarias abiertas) y luego voto preferencial, que debilita la cohesión partidaria”, agregó.

“¿Las elecciones internas y primarias no se establecieron para eliminarlo? ¿No era una preocupación que un candidato tenga que competir en elección interna, primaria y luego luchar por el voto preferencial por sus costos y desgaste? ¿No es redundante tener una primaria abierta si luego tienes voto preferencial? Como que el precio a pagar por la cuota de 40% y la alternancia en las listas ha sido mantener el preferencial en 2021, que generará muchos problemas para esas elecciones”, cuestionó.

Por otra parte, afirmó que lo aprobado con respecto a la inmunidad parlamentaria “está lejos” de lo planteado por el Gobierno.

“La decisión de levantar la inmunidad sigue en manos del Congreso. Lo que cambian son los plazos para decidir 24 horas para delitos flagrantes y 45 días para lo demás. Solo si no se decide en ese plazo la decisión pasa al TC. Pero la idea era que el Congreso no decida sobre los congresistas, para evitar cálculos políticos y componendas. Eso no ha cambiado”, resaltó.