¿Más universidades es mejor educación?, por Eduardo Herrera

994

Tengo la firme convicción de que el libre mercado es el mejor de los sistemas. Aunque no perfecto, aún nadie ha demostrado que hay algo mejor. Desde luego, críticas existirán.

Nuestro mercado educativo es aún incipiente, eso queda absolutamente claro, la precariedad demostrada en los años pasados ha llevado a la necesidad de algunas leves intervenciones del Estado. Primero, las universidades se crean por norma legal y, segundo, existe un regulador (la “tía” SUNEDU como se le bautizó en un ingenioso comercial radial propalado tiempo atrás).

Hace poco, en una decisión que debo de aplaudir, el Congreso estableció una moratoria para evitar la creación de más universidades. Es decir, para que no se creen más competidores. Oye ¿pero eso no es abiertamente contradictorio con el libre mercado? Técnicamente sí, pero -como señalé- en un mercado insipiente en donde el comprador tampoco está educado, en donde hay mucha publicidad engañosa, etcétera, etcétera y etcétera, me temo que meter algo de mano, le hace bien a un servicio que, ojo, tiene fuerte naturaleza de interés social. No es un servicio cualquiera. Incluso, por eso, es que existe el regulador.

Y más allá de eso ¿cuál es el interés real de crear más universidades? ¿no será que se ha visto que es un negocio muy rentable? ¿será que el Congreso, sin querer queriendo como en aquella frase de la Congresista “avenger” cuyo nombre no recuerdo, le está haciendo el juego a un interés crematístico? ¿hay mano que mece la cuna?

La educación es un asunto muy sensible. Vender condiciones de engaño como ocurre en muchas universidades es, sin duda alguna, aprovecharse de la condición natural de querer aprender que, dicho sea de paso, todos deberíamos de tener. Me pregunto entonces ¿no es eso una forma de corrupción? Dicen algunos que el termino “alumno” proviene del latín “alumnus” que significa que alguien es alimentado para crecer ¿le estaremos dando comida chatarra a nuestros jóvenes tapando el foco a nuestros jóvenes “alumnus”?

Hablando de este asunto no veo -ni tampoco oigo- ninguna protesta juvenil al respecto. El silencio reina cuando se trata de una cuestión básica de la igualdad de oportunidades. ¿Nos importa realmente la educación?

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.