Ministro de Educación: Colegios que no acaten suspensión serán sancionados

Aseguró que "actuarán de inmediato" contra aquellos colegios que incumplan medida de salud pública dispuesta por el Gobierno

393

El ministro de Educación, Martín Benavides, fue tajante al indicar que la suspensión de clases en los colegios es una norma de obligatorio cumplimiento y cualquier desacato tiene que ser sancionado.

Esto en alusión a las informaciones que señalaban que algunas instituciones educativas privadas no cumplieron la medida dispuesta ayer por el Gobierno para evitar la proliferación del coronavirus en el país.

“La mayor parte de los colegios ha acatado esta medida de salud pública y vamos a actuar de inmediato contra aquellos colegios que no la habrían acatado. Vamos a hacer las coordinaciones necesarias porque esos locales pueden ser clausurados y los responsables sometidos al proceso sancionador que corresponda”, enfatizó.

Luego, la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana (DRELM) informó que el 100 % de las instituciones educativas públicas y privadas de la capital de la República suspendieron desde hoy las labores escolares en cumplimiento de lo establecido por el Gobierno.

Equipo de la DRELM, supervisó el colegio parroquial Nuestra Señora de las Mercedes, en Barrios Altos, y la IE Mather Christi, en Pueblo Libre, donde constató que las clases escolares habían sido suspendidas para proteger la integridad de la población escolar.

El ministro de Educación, en otro momento, dijo que el Minedu está trabajando un plan de educación virtual para evitar que la situación creada por la presencia del coronavirus impacte negativamente sobre los aprendizajes. Señaló también que las actividades en las escuelas públicas se van a recalendarizar y que se podrían suspender las vacaciones de acuerdo con las circunstancias.

Así, recomendó a los escolares que eviten reunirse con otros niños y las aglomeraciones y que tengan especial cuidado si en su casa hay adultos mayores, pues ellos forman parte de la población más vulnerable ante el coronavirus.

“Los padres de familia también tienen una gran responsabilidad porque en esta situación todas las tareas educativas se van a transformar, incluso las de ser papá y mamá, que son distintas ahora que los niños ya no van a estar en el colegio”, acotó.