Ministro y viceministro del Interior se muestran indignados por liberación de delincuentes

706

El juez Felipe Orozco ha sido criticado por no dar prisión preventiva y liberar a la banda ‘Los monos de Quepepampa’ y ‘Los Noteños y Guarayos’, liberando así a 42 supuestos delincuentes. Ambos grupos son acusados de sicariato, secuestro y extorsión y habían sido capturados recientemente.

En diálogo con Canal N, el Ministro del Interior, Carlos Basombrío, manifestó su rechazo hacia la decisión tomada. Criticó a los dos jueces que argumentaron “falta de pruebas” para liberar a los capturados. Además, indicó: “Me encuentro muy molesto. Este es un duro golpe a la lucha contra el crimen y la corrupción”.

Por su parte, el viceministro de Interior, RubénVargas, informó que, según la fiscalía, los personajes que formaban parte de la organización criminal tenían antecedentes penales y un amplio prontuario.

Comentó también que la Policía y el Ministerio Público habían hecho su trabajo y habían capturado a toda la organización criminal. Además, habían pedido al juez que dicte la prisión preventiva para que se inicie el juzgamiento de los que llamó “criminales”. “Pero el juez alegremente ha señalado que no sería proporcional y no sería necesario que se juzgue con un mandato de detención a estos criminales». Agregó en una conferencia de prensa:

“Si este fuese el único juez que tuviera el Perú, ningún criminal estaría en la cárcel. Todos serían unos angelitos que serían juzgados desde su casa. Estamos ante un juez que no tiene la menor idea de cómo funcionan las organizaciones criminales. Estamos ante un juez cuya candidez nos enerva (…) Para este juez, Felipe Orozco, probablemente no sea grave que haya peruanos que estén siendo extorsionados o que haya sicarios asesinando por 200 soles (…) La verdad, estamos absolutamente indignados, perdónenme que lo diga de esta manera: ¿Qué carajos le pasó este juez para tener ese razonamiento?”