Mortífero bombardeo por parte de aviones de guerra en Alepo, Siria

783

Este sábado 24 de septiembre, los barrios rebeldes de Alepo, en Siria, se vieron devastados por una lluvia de bombas lanzada por las fuerzas del gobierno sirio y su aliado ruso. Esto es resultado de otro fracaso en las negociaciones entre Washington y Moscú sobre una tregua. Al menos 45 civiles murieron.

La escena fue descrita como un escenario trágico. Un corresponsal de la AFP narra que se veían restos de cadáveres esparcidos en el suelo, en medio de un baño de sangre. Las clínicas estaban desbordadas con la llegada de nuevos heridos.

El barrio afectado se llama Bustan al Qasr, el cual está localizado en la línea que divide la zona gubernamental de la ciudad, de los barrios controlados por los rebeldes.

Cabe resaltar que el mismo día los casi dos millones de habitantes de Alepo carecían de agua, resultado de los bombardeos que ocurrieron la noche anterior. La Unicef teme una “catastrófica aparición de enfermedades” a causa de la falta de agua potable, en particular entre los niños.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas se reunirá hoy en la mañana para discutir la fuerte subida de violencia desde que el cese al fuego colapsó la semana pasada. Sin embargo, los rebeldes dijeron que cualquier proceso de paz sería inútil, a menos de que el «bombardeo de tierra quemada» por parte de las fuerzas gubernamentales apoyadas por Rusia se detuvieran inmediatamente.