Mujer mata a hijo discapacitado porque “ya no podía cuidarlo”

1.267


María Luisa Martínez Barranco, de 83 años, tomó la decisión de matar a su hijo (64) ciego, sordo y mudo, con minusvalía mental y una evidente falta de movilidad, porque ya no podía hacerse cargo de él.

Por esa razón, trituró en una batidora 16 ‘blíster’ de pastillas, desde Ibuprofeno hasta Tramadol o Urbason. El resultado lo colocó en el vaso de su hijo.

“Con sus facultades volitivas y cognitivas gravemente afectadas, debido al empeoramiento de su estado de salud a consecuencia de su avanzada edad”, como se lee en el documento de la Fiscalía, la anciana optó por ello al verse mermada en sus capacidades para continuar cuidando a su hijo y para evitar que sus otros hijos -uno, de 59, también con una discapacidad- tuvieran que asumir “la carga futura cuando ella faltase».

EVITÓ LA PRISIÓN

Según las autoridades, María Luisa Martínez Barranco es autora de un delito de asesinato con alevosía y el agravante de parentesco si bien se le aplica una eximente completa por alteración psíquico.

Tras esa resolución, Martínez Barranco se libra de prisión y quedará vigilada con tratamiento psiquiátrico durante seis años.

Finalmente, la mujer evita la pena de seis años de prisión y otros tantos de internamiento en centro médico que solicitaba la Fiscalía y en su lugar se le impone la medida de libertad vigilada, con obligación de someterse a tratamiento psiquiátrico externo durante seis años, es decir, sin ingresar en centro alguno.

LEE TAMBIÉN