Muñeca política para la reconstrucción, por Ana Jara

166

¡Parió Paula! Por fin el Ejecutivo designó al Director Ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, Pablo de la Flor, ex viceministro de los gobiernos de Alberto Fujimori y Alejandro Toledo, al que desde esta Columna le deseamos el mayor de los éxitos en este nuevo desafío que emprende.

Todos recordamos las primeras declaraciones del Jefe del Estado Pedro Pablo Kuczynski, sobre el proceso de reconstrucción de las zonas destruidas por el inclemente “Niño Costero”, que este se haría al estilo del famoso “Plan Marshall”, programa de recuperación económica de los paises europeos post II Guerra Mundial promovido por los EE.UU., iniciativa q nos pareció ambiciosa habida cuenta que ésta se ejecutó en un promedio de 4 años, promoviendo la productividad y la modernización

No sabemos si esta será la estrategia a utilizarse del todo para la reconstrucción del país por Pablo de la Flor quien por lo pronto ha declarado que no debe repetirse el modelo del elefante blanco que fue FORSUR para la reconstrucción post terremoto de Pisco del 2007, al que luego de su creación le restaron facultades ejecutivas y lo asambleizaron, incorporando un sinnúmero de autoridades en su conformación que hizo inviable la toma de decisiones.

La Autoridad va a tener que hacer uso de una gran muñeca política cuando tenga que definirse los proyectos para las regiones afectadas por el “Niño Costero”, porque sus autoridades políticas reclamarán prioridad y exigirán ser ellos sus ejecutores y ya vemos las experiencias amargas que dieron pie a grandes casos de corrupción de muchos gobiernos sub nacionales por sobrepasar sus capacidades.

El Plan de la Reconstrucción debe verse con mirada ejecutiva apelando siempre al costo beneficio, a la calidad del gasto y teniendo como norte el bienestar de la persona humana, una reconstrucción con rostro social, que cada obra mejore sustancialmente su calidad de vida y alcance el mayor número de beneficiarios.

Nombrado ya el Director Ejecutivo con rango de ministro, queda romper su propio récord de 3 meses, de acuerdo a la Ley que creó la Autoridad, para presentar su Plan de Trabajo al Congreso, es decir no esperar ese tiempo para dar a conocer el diseño de la Reconstrucción, porque mucho me temo que el principal obstáculo que enfrenta desde ya el Zar de la Reconstrucción es la impaciencia de los  damnificados por El Niño Costero y no le restamos razón al sentimiento de desolación de quienes están viviendo en albergues, que lo han perdido todo en muchos casos.

Estimado Pablo de la Flor medite sobre el repunte en la aprobación de la gestión de PPK como consecuencia de su desplazamiento a las zonas devastadas por la naturaleza. Su cargo demandará recorrer periódicamente todas éstas, articular acciones con las autoridades en el lugar, escuchar a los pobladores, esto le ayudara a tener una visión más clara de sus necesidades y prioridades y menguará la ansiedad del pueblo por la Reconstrucción que desde su idiosincrasia “la quieren para ayer”.

Lucidez no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.