Ni SÍ, ni NO, por Rafael Silva

988

Se ha vuelto un desafío mental comprender el juego de Lenin Moreno quien en sus primeros ocho meses de gobierno ha mostrado intensiones de cambio, mientras que poco a poco va sumando aliados de la ya desgastada y ahora dividida ala de Alianza País (AP).

Lenin Moreno fue posesionado y  Rafael Correa partió a Bélgica donde pensábamos que no volvería o que al menos gobernaría a distancia. Sin embargo, Correa ha vuelto al país por dos ocasiones debido al discrepante estilo de gobierno llevado a cabo por su sucesor.

La consulta popular y referéndum impulsado por Lenin Moreno resulta ser el detonante que divide aún más a (AP), algo que la oposición no ha podido lograr.  Aquello ha generado una conflictiva dicotomía a favor y en contra entre Moreno y Correa, dicha consulta se llevó a cabo el 4 de febrero y se compone de 7 preguntas que a continuación se detallan:

Lucha contra la corrupción

¿Está usted de acuerdo con que se enmiende la Constitución de la República del Ecuador, para que sancione a toda persona condenada por actos de corrupción con su inhabilidad para participar en la vida política del país, y con la pérdida de sus bienes, según lo dispuesto en el Anexo 1?

Reelección indefinida

¿Para garantizar el principio de alternabilidad, está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que todas las autoridades de elección popular puedan ser reelectas por una sola vez para el mismo cargo, recuperando el mandato de la Constitución de Montecristi y dejando sin efecto la reelección indefinida aprobada mediante enmienda por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015, según lo establecido en el Anexo 2?

Concejo de Participación Ciudadana

¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para reestructurar al Consejo de Participación Ciudadana v Control Social, así como dar por terminado el período constitucional de sus actuales miembros, y que el Consejo que asuma transitoriamente sus funciones tenga la potestad de evaluar el desempeño de las autoridades cuya designación le corresponde pudiendo, de ser el caso, anticipar la terminación de sus periodos de acuerdo al Anexo 3?

Protección de la niñez

¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que nunca prescriban los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes, según el Anexo 4?

La minería

¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que se prohíba sin excepción la minería metálica en todas sus etapas, en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos, de conformidad con lo establecido en el Anexo 5?

La plusvalía

¿Está usted de acuerdo con que se derogue la Lev Orgánica para Evitar la Especulación sobre el Valor de las Tierras v Fijación de Tributos, conocida como “Ley de Plusvalía”, según el Anexo I?»

El Yasuní

¿Está usted de acuerdo en incrementar la zona intangible en al menos 50.000 hectáreas y reducir el área de explotación petrolera autorizada por la Asamblea Nacional en el Parque Nacional Yasuní de 1.030 hectáreas a 300 hectáreas?

A simple vista las preguntas son claras, no obstante, éstas no reflejan en detalle la información que contienen los anexos. Poco se habló sobre ellos, mas solo se socializó por todos los medios las consecuencias y los beneficios de votar SÍ o NO.

En este punto es importante considerar la obviedad de que gran parte de los votantes no se informaron debidamente ni mucho  menos sabían de la existencia de los anexos, razón por la cual su voto fue impulsado por la emoción de querer  “matar” políticamente a Correa.

Dentro del contexto de la política ecuatoriana solo tres (las preguntas 1, 2 y 3) de las siete preguntas resultan ser de suma importancia para los siguientes movimientos del gobierno. Pese a eso, ninguna de ellas atañe ni resuelve los problemas de fondo por los que está pasando el país, las demás sirven para camuflar la relevancia de las ya mencionadas ¿Qué astutos, no?

Con la idea de impedir una futura candidatura de Correa, sancionar con la inhabilitación de ocupar cargos públicos a toda persona condenada en actos de corrupción y disolver el actual Concejo de Participación Ciudadana y Control Social (institución que eligió autoridades de control a discreción de Rafael Correa durante sus mandatos),  es lógico que el pueblo ecuatoriano manifieste su rechazo a la década perdida votando SÍ; y con ello, abriendo puertas a la posible persecución política, a la designación de los camaradas de Moreno como las nuevas autoridades de control y dejar fuera del mapa a políticos de gran trayectoria. Por esos motivos es que este proceso electoral no consistía en votar todo SÍ o todo NO.

Las cartas ya están jugadas. El ecuador salió a votar y como fue previsto el SÍ obtuvo la victoria nacional en las 7 preguntas pero no con la intensidad con la que se esperaba. Al momento el CNE (Concejo Nacional Electoral) informó preliminarmente que con más del 60% de las actas escrutadas, el SI obtiene un porcentaje mayor al 60% en cada pregunta; mientras que el NO oscila entre el 25% al 35% en cada pregunta.

Es importante considerar que no todas las personas que votaron NO, en todas o en algunas preguntas, son simpatizantes de Correa u opositores de Moreno, salvo ciertas excepciones en donde el correismo aún mantiene su voto duro; sin embargo, quienes así lo hicieron, cayeron en la propuesta de Moreno en propiciar un rechazo popular a Correa y lo que él representa, y de esta manera poder aprovechar la oportunidad para obtener la percepción de respaldo y aceptación a su gestión a través del multitudinario Sí.

En todo caso, fuimos pocos los que preferimos no pecar de ingenuos en un proceso electoral pretencioso, en el que se buscó y logró generar la impresión de darle el último día al correismo, y empezar el primero de lo mismo.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.