Niño neoyorquino deja carta suicida, explicando que era víctima de bullying

1.205
Daniel Fitzpatrick, adolescente de 13 años, dejó una desgarradora carta en la que dice haber sufrido de abuso por parte de sus compañeros e ignorado por los profesores de su colegio. Su cuerpo fue encontrado muerto la semana pasada en Nueva York, la ciudad donde vivía. El joven se suicidó por ser víctima de bullying.
«Al principio estaba bien. Tenía muchos amigos, buenas notas y una buena vida, pero todo cambió. Mis antiguos amigos cambiaron. Dejaron de hablarme y yo dejé de caerles bien. El sexto curso llegó y mi amigo Anthony me falló y yo le fallé a él. Antony la tomó conmigo y me acosó con John, Marco, Jose y Jack. Lo hacían constantemente hasta que me peleé con él. Acabé con un meñique roto».

El bullying es asociado a conductas marginatorias, despectivas y/o agresivas hacia otra persona. La carta de Daniel Fitzpatrick revela que era víctima de este tipo de agresión por sus compañeros de Holy Angels Catholic Academy, colegio situado en Brooklyn. Especifica que lo acosaron cinco compaleros. Además, sus padres indicaron que las autoridades del colegio dijeron que debía repetir el año en otra institución.

La familia explica que el bullying que recibía su hijo resultó en la baja de su autoestima y confianza, por lo cual bajó también su rendimiento académico. También, denuncian que fue atacado por un profesor, quien señalaba constantemente al chico, llegando incluso a tacharlo de «flojo».
Cabe resatar que Daniel narró que «rogó y suplicó» al personal escolar, pero ignoraron sus quejas. «Me rendí. Los profesores no hicieron nada. Mrs. Goldrick [la directora] no hizo nada. Les conté a todos los profesores y no hicieron nada, excepto Ms. D’Alora. Es la mejor profesora. Ella me comprendió e hizo algo, pero no duró mucho.
Con esta carta Danny contó su sufrimiento