No, proponer el adelanto de elecciones no es inconstitucional; por Gerardo Távara

Tiempo y lugar: blog de Gerardo Távara Castillo

838

No dejo de sorprenderme cada vez que escucho o leo a líderes políticos de diversos partidos, así como a algunos periodistas y analistas que afirman que la propuesta de adelanto de elecciones es inconstitucional. Las redes sociales están especialmente cargadas de comentarios en esa dirección; comentarios que desinforman, confunden y exacerban el debate político.

No, no es inconstitucional que el Presidente de la República presente al Congreso un proyecto de reforma constitucional para acortar -de forma excepcional- el mandato presidencial y parlamentario con el consiguiente adelanto de elecciones al año 2020. Veamos:

1. El segundo párrafo del artículo 206.- de la Constitución Política del Perú señala que La iniciativa de reforma constitucional corresponde al Presidente de la República, con aprobación del Consejo de Ministros; a los congresistas; y un número de ciudadanos equivalente al cero punto tres por ciento (0.3%) de la población electoral, con firmas comprobadas por la autoridad electoral”.

Eso es lo que ha hecho el Presidente Vizcarra: remitir al Congreso de la República un proyecto de reforma constitucional, el proyecto de ley 04637/2019-PE “Ley de reforma constitucional que prohíbe la postulación de quien ejerce la presidencia y adelanta las elecciones generales”, ingresado el 31 de julio de 2019, como consta en el portal web del Congreso.

El Congreso está obligado a debatirlo y puede aprobarlo, modificarlo o archivarlo, lo que decida la mayoría.2. La reforma constitucional tiene dos vías establecidas por la propia carta magna. La primera vía es aprobarla con mayoría absoluta de congresistas (66) y ratificarla en referéndum. La segunda vía es “omitir el referéndum” si es que la reforma es aprobada con votación favorable de más de dos tercios de congresistas (87) en dos legislaturas sucesivas. Así lo establece el primer párrafo del citado artículo 206.- de la Constitución.

Queda claro, pues, que el Poder Ejecutivo está actuando en el marco estricto de la Constitución: ha presentado una propuesta para que el Congreso decida.

Si el presidente Vizcarra convocara a elecciones adelantadas sin pasar por el Congreso, eso sí sería inconstitucional. Si el Congreso vacara al Presidente de la República por proponer el adelanto de elecciones, eso también sería inconstitucional.

Pero, presentar ante el Congreso una propuesta de reforma constitucional para acortar -reitero, de forma excepcional- en un año el mandato presidencial y parlamentario con el consiguiente adelanto de elecciones, eso es perfectamente constitucional.

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.