“Nuestro objetivo es el desarrollo integral del niño”

321

Desde hace casi un año, el centro “Nuevo Milenio” viene trabajando con niños de la zona de Nuevo Chimbote, con la finalidad de generarles ambientes sanos para la práctica deportiva y el mejoramiento de sus capacidades académicas y cognitivas.

En razón de lo antes mencionado, entrevisté a mi amigo Wuilmer Olaya, quién es el coordinador del centro “Nuevo Milenio”; quién me explicó la razón de ser de su institución y trabajo que hacen en favor de la comunidad.

Antes de iniciar a redactar esta nota, quiero destacar la alegría que se sentía a lo largo de la entrevista, puesto que los gritos de alegría de los niños –los cuales en ese momento se encontraban elaborando una película-. Esto me graficó el ambiente de trabajo en el Centro “Nuevo Milenio”, el cual a primera oída es divertido y de cariño hacia los niños.

AG: Arturo Garro

WO: Wuilmer Olaya

AG: Cuéntame. ¿Cuál es el perfil del niño que ingresa al Centro?

WO: Nosotros tenemos niños del sexo masculino –por ahora-; está dentro de nuestros planes incorporar a niñas dentro del Centro. Tenemos estudiantes entre los 6 y 13 años. Todos están en la circunscripción de Nuevo Chimbote. En cuanto al sector económico, tenemos hijos de docentes, un importante grupo proviene de asentamientos humanos; en ese sentido si tenemos un público diverso.

AG: La región Ancash –donde se ubica Chimbote- es conocida por los altos índices de violencia. ¿Cómo tratan los temas relacionados con violencia?

WO: Nosotros somos conscientes de la realidad que vive la región. Hay un tema de sicariato, delincuencia y pandillaje muy altos; estos hechos fueron uno de los factores detonantes para que iniciemos el proyecto. Aquí en el Centro tenemos niños con familiares que han muerto a consecuencia del sicariato o han sido víctimas de algún tipo de violencia. Lo que más bien hacemos es un trabajo preventivo en vez de un trabajo represivo; es por ello que buscamos niños entre los 6 y 13 años porque es en este rango de edad que los menores están ingresando a este tipo de escenarios. Lo que procuramos es engancharlos con determinadas oportunidades, contenidos y personas, que son referentes. En esa fase previa de ingresar a esa problemática, encuentren el ver con optimismo su futuro, para que así puedan incorporarse a otro tipo de espacios.

AG: ¿Cuáles son las actividades que se realizan en el Nuevo Milenio? ¿Las actividades son de dedicación exclusiva al fútbol o se hacen también otras actividades?

WO: Nosotros tenemos dos componentes, los cuales se trabajan al mismo nivel de desarrollo. Uno es el tema futbolístico y el otro está relacionado con las ciencias y el desarrollo humano. Ese sentido, ahora que estamos en la época escolar, tenemos actividades los sábados y domingos y uno de esos días tiene que estar destinado al fútbol, y otro al aspecto de desarrollo humano. Hacemos talleres de ciencias, laboratorio de industrias alimentarias, hemos ido a los bomberos para hacer talleres de primeros auxilios, a la policía para talleres de manejo de delincuencia, accidentes de tránsito. En ese sentido procuramos todas las semanas elaborar una agenda que nos permita trabajar con los chicos temas de deporte y desarrollo físico, como temas de desarrollo personal y educativo.

AG: ¿Ustedes reciben apoyo del gobierno central o regional o de alguna organización internacional?

WO: No. Somos una institución auto gestionada, que se solventa básicamente del aporte de los coordinadores y de algunos de los padres. Nosotros tenemos muchos chicos que vienen de asentamientos humanos, de familias en las que el referente es la mamá porque el papá no forma parte de la familia; en consecuencia son niños que difícilmente pueden apoyar a la manutención del centro; por lo tanto, estos chicos participan en calidad de becados pero también tenemos un buen número de chicos que pagan un monto mensual, el cual está por debajo de cualquier academia de fútbol solamente, y pues eso nos permite, con mucha capacidad de gestión, que ese poco ingreso nos alcance para todas las actividades tenemos.

AG: ¿Hay acompañamiento en tareas? ¿Se condiciona al niño que para jugar fútbol debe de realizar las tareas y estar bien en el colegio?

WO: Claro. Nosotros procuramos no estar distantes del sistema educativo, aunque procuramos que nuestros talleres no sean similares a una clase de colegio. Cada vez que tenemos un invitado, le hablamos un poco del método de desarrollo. Buscamos actividades dinámicas donde los chicos intervengan, actúen y aprendan haciendo. Con esto guardamos distancia con las clases normales de colegio. Pero también tenemos sesiones mensuales en las que les pedimos a los chicos venir con sus tareas; ya sea de matemáticas o comunicación. Dentro de nuestro grupo de coordinadores hay estudiantes universitarios que corrigen, apoyan y revisan un poco estos temas. Porque al ver de cerca el trabajo de los chicos, notamos que hay mucha desigualdad.

Hay chicos que tienen mucha capacidad, aprenden muchísimo, que están muy bien en sus clases, pero hay otros que están muy por debajo. Por eso que parte de nuestro trabajo es hacer que los chicos que saben mucho se vinculen con los que están en una situación desventajosa y aprendan entre ellos.

Este año nos pasó algo muy bonito. Uno de nuestros chicos ganó una beca para el colegio Mayor Presidente de la República. Desde marzo está estudiando en Lima en el colegio Mayor, y cada vez que viene a Chimbote visita el centro y también nos apoya en las actividades de reforzamiento. Él mismo ha desarrollado un taller sobre razonamiento matemático, por lo cual procuramos que los chicos sean parte de estos espacios.

AG: ¿Qué tan importante es el apoyo de la familia en su trabajo?

WO: En el trabajo que hasta ahora hacemos lo realizamos de manera directa con los niños. No hemos hecho talleres para padres, no estamos muy vinculados a eso, porque lo que buscamos en potenciar directamente al niño. Los padres necesitan acercarse por el centro desde el inicio. Desde el momento exacto del registro, dado que es el momento en el que se les presenta a los padres el concepto. Lo primero que le decimos a los padres es: “si su idea es que su hijo solamente venga al centro a jugar fútbol, entonces a lo mejor está pensando en otro tipo de centro y no en el nuestro”. Porque lo que hacemos es articular en interés que tienen los niños por el fútbol, con actividades académicas. Pero sí. Nos interesa que los padres entiendan la labor que hacemos.

AG: Para el tema del fútbol. ¿Tienen convenios con algunos clubes o academias por si hay un chico que despunte en lo futbolístico pueda ser captado?

WO: Nosotros tenemos no convenios suscritos, pero sí alianzas estratégicas que nos han permitido trabajar, sin tener un documento firmado, algunas actividades. Por ejemplo aquí en Ancash, hay un club que se llama “Independiente 3 de Octubre” que ha estado participando en la Copa Perú, y que hemos tenido el gusto de acompañar desde que estaba en la liga distrital. Ellos nos permitían ingresar al camerín con nuestros niños y que puedan vivir y sentir en primera mano toda “la previa”, ver el calentamiento, sentir las arengas, los rezos y entrar a la cancha de la mano con los jugadores; esta parte era reservada solamente a los chicos que hayan destacado en las actividades académicas. Actualmente nos encontramos en conversaciones con un club importante de Lima.

AG: Me decías que llevas a algunos chicos a vivir la previa con un equipo de la localidad, y hay la posibilidad que lo hagan con un equipo principal de Lima. ¿Este premio está condicionado al rendimiento tanto en el centro como en el colegio?

WO: Es una excelente pregunta. Nosotros pedimos –como te decía- a los chicos que traigan sus cuadernos aquí. Los revisamos, reforzamos el contenido que tengan. Este mes les estamos pidiendo que traigan la libreta de notas, y en efecto; por ejemplo, nosotros hicimos un taller de debate con un joven que fue becario en el colegio Mayo Presidente de la República, que participó en un concurso de debate en México. Y el premio del taller fue que el primer puesto entraba en la cancha con el capitán del primer lugar en la Copa Perú, mientras que el segundo puesto salía con el jugador más querido del equipo, el cual es ingeniero industrial y realizó un taller con nosotros. Los premios están supeditados al rendimiento en los talleres. Porque el rendimiento escolar a veces se ve afectado por el tema del bullying o timidez, por ello nosotros no dejamos que nadie se burle de sus compañeros y trabajamos el auto estima del niño.