Nuevo Perú propone eliminar despido de maestros que desaprueben evaluaciones

727

El bloque de izquierda Nuevo Perú, por iniciativa del legislador Edgar Ochoa, ha presentado un proyecto de Ley Nº 29944, que dispone modificar la Ley de Reforma Magisterial de forma tal que ningún maestro pueda ser despedido en caso de no aprobar las evaluaciones ejecutadas por el Ministerio de Educación.

La propuesta establece que aquél profesor que desapruebe el examen deberá ser sometido a una capacitación con todas las facilidades otorgadas por el Estado. Al ser sometido a una evaluación extraordinaria y de ser esta desaprobada, el maestro podrá tener la posibilidad de recibir una segunda capacitación.

Después, deberá rendir una tercera prueba o “segundo examen extraordinario”. De no resultar favorable para el docente podrá desempeñarse en otros campos educativos “adaptables”.

“Si desaprueban la segunda evaluación extraordinaria, son formados en actividades que les permitan desarrollar sus capacidades en otras áreas al de las aulas del sector Educación u otras que ellos consideren adaptables”, dice la propuesta de Ochoa.

Aunque la iniciativa no lleva la firma de la lideresa de la bancada, Marisa Glave, está auspiciado por casi la totalidad de miembros de la bancada, como: Richard Arce, Alberto Quintanilla, Tania Pariona y Manuel Dammert.

Cabe indicar que el artículo Nº 23 vigente establece que “si (los profesores) desaprueban la segunda evaluación extraordinaria, son retirados de la Carrera Pública Magisterial”.

UN PROYECTO DE LEY “INCONSISTENTE”

Al ser consultado por este portal, el investigador y especialista en temas de Educación, Hugo Ñopo, consideró que la iniciativa legislativa es inconsistente.

“La Carrera Pública Magisterial (CPM) comprende solo profesores, solamente a personas que van a entrar al aula a enseñar a jóvenes. De este proyecto se entiende que aquellos que no aprueban el segundo examen extraordinario pasarán a tomar actividades fuera del aula, es decir, ser conserjes, secretarios, portapliegos etc. Ellos no forman parte del Magisterio y eso es abrir la puerta a un caos porque para todo este otro personal existe la Ley Servir”.

“Habría que preguntarse qué implica CPM porque si eso va a incluir a personal administrativo que puede trabajar en el sistema educativo puede terminar siendo algo inmanejable”, agregó después.

Finalmente, puntualizó con que “hay un problema de concepción en la Izquierda, esa ley es internamente inconsistente, lo cual no me sorprende”.