OCMA suspendió al juez que anuló dos sentencias a Vladimir Cerrón

La Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) suspendió al juez Alain Salas Cornejo, quien anuló dos sentencias al fundador de Perú Libre y exgobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón.

1.069

A través de una nota de prensa, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) reveló que el juez Alain Salas Cornejo, del Juzgado de Investigación Preparatoria con Sede en Acobamba (Huancavelica), fue suspendido de su cargo.

Previamente, Salas Cornejo favoreció al fundador de Perú Libre y exgobernador regional de Junín, Vladimir Cerrón, al anular dos sentencias que pesaban en su contra y, consecuentemente, habilitándolo para ocupar cargos públicos.

La OCMA explicó que el magistrado viene siendo investigado por presuntamente haber actuado como juez ordinario en lugar de como juez constitucional y, además, porque la resolución emitida en favor de Cerrón habría sido elaborada “por un especialista, más no por el juez”.

Dentro de los cargos que se le atribuyen al investigado, resalta que se habría subrogado de su actuación como juez constitucional y en forma ilegal, y actuado como juez ordinario al evaluar y dar mérito a pruebas del proceso penal sobre negociación incompatible seguido en contra del exgobernador regional de Junín (…) También se advierte que, en la auditoría efectuada a los equipos de cómputo de su despacho, la resolución emitida en beneficio de Cerrón Rojas, aparece como si hubiera sido elaborada por un especialista, más no por el juez”, detalla el organismo.

Finalmente, la OCMA advierte la existencia de “fundados y suficientes elementos de convicción sobre la presunta responsabilidad disciplinaria del magistrado” y anuncia que continuará con las investigaciones del caso.

Cabe mencionar que Vladimir Cerrón fue sentenciado en agosto de 2019 por el delito de negociación incompatible o aprovechamiento del cargo en agravio del Estado peruano, por el caso del proyecto de saneamiento en la ciudad de La Oroya.

La sentencia, confirmada además en segunda instancia, lo condenó a cuatro años de prisión suspendida y a un año de inhabilitación para ocupar cargos públicos.