Odebrecht: Estos fueron los argumentos de Hamilton Castro para pedir prisión preventiva contra empresarios

260

Este domingo, el Fiscal Supraprovincial Anticorrupción, Hamilton Castro, sustentó el pedido de prisión preventiva contra cinco empresarios asociados a la constructora Odebrecht. Desde tempranas horas, el magistrado expuso sus motivos para exponer el peligro procesal que habría en este caso.

En este sentido, Castro Trigoso partió de la premisa de que los cinco exconsorciados de Odebrecht se encuentran en la capacidad económica de viajar y encontrar refugio en otros países. Enfatizó en que al menos dos de los procesados tienen nacionalidad italiana, donde resultaría difícil ejecutar un pedido de extradición.

“(Existen) condiciones que permiten a esta clase de personas tener toda la estructura, todas las facilidades y todas las condiciones para eludir la acción de la Justicia y esto no es un derecho procesal asegurativo de ricos como por ahí dice algún autor”, sostuvo Castro al inicio de su alocución.

Acto seguido, el letrado argumentó sobre cada uno de los empresarios cuestionados, siendo Gonzalo Camet Piccone, el primero y sobre quien dedicó la mayor parte de su discurso.

Se encuentra él en posibilidades de vivir en condiciones adversas porque su capacidad económica le permite… Otro indicador a tener en cuenta en conjunto es la gravedad de la pena… ante un peligro de aplicación de una pena grave, el imputado puede tener una condena y eludir la acción de la justicia”, argumentó el Fiscal.

Finalmente, indicó que “Otro elemento que algunos en doctrina no lo aceptan es la magnitud del daño causado y la ausencia de una voluntad voluntaria del acusado para reparar”.

Después de Camet Piccone, los otros cuatro empresarios son: José Fernando Castillo Dibos, Gonzalo Ferraro Rey, José Alejandro Miró Quesada y Gonzalo Alejandro Graña Acuña. Respecto de ellos, remarcó que tienen visa para fugar y posibles residencias en Estados Unidos o Italia.

Ferraro Rey tiene extensión de visa por ser ciudadano italiano. No sabemos si en la eventualidad de que el señor se vaya podamos tener éxito en Italia con todas las dificultades que existen con la comunidad europea para este tipo de trámites (de extradición”, advirtió Hamilton Castro. En la misma situación se encontraría Graña Acuña.

Para enfatizar aún más en su argumentación, el especialista del caso Odebrecht explicó que no hace mucho el empresario Gustavo Salazar, otrora presidente del Club Regattas, fugó a Estados Unidos y hasta el día de hoy se sigue tramitando su extradición.

Finalmente, Castro Trigoso demandó ante la Sala Penal Nacional 18 años de prisión preentiva para los cinco empresariso acusados de estar vinculados al escándalo de corrupción Odebrecht.