[EDITORIAL] Ollanta y Daniel Urresti

380

La semana pasada comenzó una crisis en el gobierno cuando los medios le hicieron saber a la ciudadanía sobra las acusaciones que existen contra Daniel Urresti – actual ministro del Interior- por un crimen de lesa humanidad. El crimen: el asesinato del periodista Hugo Bustios en 1988 en la provincia de Huanta.

No cabe la menor duda de que ante la ley todo ciudadano peruano es inocente hasta que por medio de pruebas un juez determine lo contrario. Hasta que esto no pase no se puede asumir que el ministro estuvo implicado en el asesinato de Bustios y legalmente no hay nada que impida a Urresti ser el titular de la cartera del Interior.

Pero el asunto es otro. Consideramos que el Estado tiene la responsabilidad de hacer que los peruanos se sientan seguros en su propio país y un elemento fundamental para empezar a generar esa sensación de seguridad es que dentro del gobierno mismo haya gente en la que los peruanos podamos confiar y que carguen consigo una reputación intachable ¿Por qué los peruanos tenemos que confiar en un hombre que puede estar implicado en un crimen de lesa humanidad?

El Presidente Ollanta Humala ha cometido un error infantil –políticamente hablando- al elegir a Daniel Urresti para que ejerza dicho ministerio, pues le ha dado un caramelito a la oposición y a algunos sectores afines a su gobierno, además que ha generado incertidumbre en la gente. ¿Qué le costaba al señor Humala elegir a alguien que no genere dudas en la población? ¿Acaso los peruanos no tenemos el derecho de tener a alguien totalmente confiable en el ministerio que hoy por hoy es uno de los más importantes? Hubiera sido distinto si el presidente Humala no conociera de las acusaciones contra Urresti cuando lo eligió, la ignorancia sería algo lamentable pero esta triste falta de tino político revela una vez más que nuestra cabeza de Estado no tiene la pasta para liderar una nación ¿O es acaso que nuestro presidente tiene cualidades masoquistas y disfruta de los embates mediáticos y de la oposición?

Daniel Urresti sin duda es un tipo pintoresco, lleno de ademanes que dejan clarísima su formación castrense y es dueño de muchos gestos que llaman la atención y gustan a muchos peruanos. Lamentablemente para él ese punto negro en su pasado sólo ha logrado manchar y generar más dudas en un cargo, que gracias a la cotidianeidad con la que se cambia de ministros y a su flagrante deficiencia para corregir uno de los problemas más corrosivos del Perú, no hace más que aburrir a los peruanos y quitarle las esperanzas de vivir en un país donde salir a la calle no sea un paseo por la jungla.

El presidente Ollanta Humala tiene que empezar a poner un poco de su parte. El presidente Humala tiene que ser el líder que el Perú necesita. Los peruanos necesitamos alguien que nos dé tranquilidad, no alguien que siembre dudas e incertidumbre. Señor Ollanta Humala Tasso, el Perú necesita un presidente.