[OPINIÓN] ¡Contra el aborto, siempre!

1.239

El pasado 16 de julio, acudí en compañia mis colegas regidores al fórum “Debate justo sobre la despenalización del aborto en caso de violación”, cuyo principal ponente era la congresista Verónika Mendoza. En un momento dado, pedí la palabra para dar mi opinión, como autoridad del distrito de Villa el Salvador, sin embargo, mi intervención no fue bien recibida porque, de manera abrupta y con una evidenciada intolerancia, me gritaron y me apagaron el sonido. Esto usted lo podrá ver tal cual en este video. No permitieron expresar mi opinión en un mal llamado “debate justo”, lo cual fue una total falta de respeto hacia mi persona como autoridad, como invitada y como ciudadana.

Yo no podía quedarme callada al escuchar que “se debe debatir sobre decidir la vida”. ¿Acaso el derecho a la vida no es el principal derecho y que está por encima de cualquier otro? Sin él no existirían los demás derechos, tampoco la libertad. Se trata de un derecho primordial que es anterior a cualquier legislación, es decir no lo otorga ningún Estado, sino que es inherente al ser humano.

 “Queremos un país progresista” dicen con mucha expectativa, mientras que promueven la cultura de la muerte que solo  trae retroceso a la sociedad porque el aborto es sinónimo de muerte.  Es lamentable que en estos tiempos en los que vivimos se den iniciativas como las de la  congresista Verónica Mendoza, como también de otras organizaciones que quieren traer al Perú una medida para asesinar criaturas inocentes. ¡Esa no es la vía que nos llevará al progreso! Si queremos seguir adelante con el progreso de nuestro país, comencemos por defender  la vida de nuestros ciudadanos. ¡Defendamos la vida!

Seamos realistas, el aborto no borra la violencia que sufrió una mujer agredida sexualmente, tampoco reducirá la tasa de violaciones, al contrario, estaremos sometiendo a la mujer, víctima de violencia, a una segunda violencia – la de matar a su propio hijo –  . Además corremos el riesgo de “legitimar la violación” ya que los violadores, quienes en su mayoría pertenecen al entorno familiar de la víctima, “taparan” su delito sometiendo, al aborto  legalizado, a su víctima, muchas veces menores de edad   .

Estas iniciativas de “Déjala Decidir” engañan diciendo luchar por las mujeres, sin embargo, es la ley más machista que existe, ya que deja a la mujer vulnerable, ¡sola! ante una situación tan difícil para que decida sobre la vida que lleva en su vientre; y ¿dónde está la responsabilidad del agresor? En lugar de plantearse la salida más “fácil” y equivocada, el de matar a una víctima más que es el niño no nacido, nuestros gobernantes  deberían dirigir su atención en promulgar leyes más severas que castiguen al verdadero agresor, el violador,  y brindar todo el apoyo a la mujer agredida sexualmente y al niño no nacido, verdaderas víctimas.

Algo de lo que usualmente se cogen para tachar los argumentos a favor de la vida es que: las personas “religiosas” defienden la vida. Pero yo les hago una pregunta ¿hay que ser cristiano o católico para defender la vida? Defenderla es algo que nos compete a todos como miembros de la humanidad,  garantizada y protegida por el Estado democrático.

Muchos estuvieron en desacuerdo con mi intervención; comentarios como  “¡qué vergüenza que siendo regidora  hables!” o “¡deberías tener más sensibilidad!”, pues yo les digo: vergüenza  me hubiera dado quedarme callada y que toda esa gente se una para hacer un daño a un ser indefenso que también es una víctima más de esa agresión sexual.

Agradezco a Lucidez.pe por permitirme alzar mi voz y nada más quiero concluir diciendo que me siento orgullosa y feliz de ser mujer, desempeñándome en este humilde pero importante cargo de regidora desde el cual defenderé la vida a capa y espada hasta el final.