[OPINIÓN] Estamentos de inteligencia

858

 

Por lo general las Fuerzas Armadas de los países buscan tener supremacía sobre los sistemas de inteligencia. Esto lo hacen en tanto que argumentan que un sistema civil carece de la experiencia en temas de inteligencia. A su vez, afirman que la disciplina propia de los institutos castrenses provee la necesaria fortaleza institucional que hace que la actividades de inteligencia no corrompan a organizaciones de Gobierno.

En los países con poco desarrollo institucional el Ejército o las Armadas buscan el control del ciclo de inteligencia: los requerimientos, colección, análisis, distribución y proyección (tendencias) de inteligencia. Ello lo hacen porque son estas organizaciones las que tienen los sistemas de colección y personal para monitorear información, ya sean satélites, submarinos, aviones, radares, etc. Ese monopolio, cuasi natural, les invita a buscar una cuasi inclinación para buscar dominar las organizaciones de inteligencia.

De otro lado, esgrimen que la “plana” civil, al no tener una preparación netamente militar, carece de lo necesario para cumplir con el ciclo de inteligencia. Lo que sucede es que es justo esa preparación alternativa les permite a los civiles ser más inventivos al momentos de producir inteligencia, sobre todo en lugares donde la cadena de mando militar puede no funcionar en el exterior. Cada oficial de inteligencia civil puede ser valioso ya que es entrenado para ser un generalista, a diferencia del campo militar, en temas de inteligencia. Algunas veces, el entrenamiento para administrar redes de agentes se da desde un comienzo, a diferencia del campo militar.

Por último, se afirma que la falta de disciplina militar puede mellar la cohesión y el sentido de misión de los estamentos de inteligencia. Se argumenta que la defensa de valores institucionales se da mejor en espacios castrenses. Por el contrario, en casos como los servicios de inteligencia civiles la ética se da más de un respeto al escalafón y antigüedad y permite que el personal esté valorado en función a la virtú propia de la profesión. Muchas veces la disciplina limitar podría avalar acciones poco morales en temas de inteligencia.

Y en casos de poco desarrollo militar, de inteligencia, o de desarrollo institucional, lo meas fácil es pensar es que la Fuerzas Armadas deben dominar los estamentos de inteligencias. Sin embargo, tomándonos un tiempo en pensar los pros y contras, puede que no sea cierto.