[OPINIÓN] ¡Evo, eso no está bien!

348

Las redes se encendieron una vez más  y es que Evo al mirarse esa noche por la televisión se habrá sentido como Britney Spears diciendo “Oops! …I Did It Again” Pero, un momento, antes que le hagan “Cerrar” a este artículo y a otra cosa mariposa, debo advertirles que este no es un palazo más a Evo y su indescifrable regalito pero tampoco es una pasadito de mano (con la izquierda por supuesto) a suspicaz gesto.  Y es que no podemos quedarnos solo en la noticia de la llamada “cruz comunista” -como si habría igualmente cruces “capitalistas”-, porque eso no es una cruz sino a lo más un remedo. Lo verdaderamente importante han sido los discursos del Papa, en los que claramente presenta el camino evangélico como respuesta a los problemas acuciantes de Latinoamérica, desmarcándose de toda ideología -sea de izquierda caviar o de derecha liberal-, que lo único que hace es envenenar la Doctrina Social de la Iglesia.

Pero de manera especial quiero afilar la puntería contra los evones, categoría ignota de individuos,  que utilizan las palabras y gestos del Papa para descontextualizarlas y legitimar así sus particulares intereses políticos, sociales y económicos.

El Papa está hilando fino y sus palabras y gestos han dejado perplejos a muchos, pero si alguno de estos fuese una persona de buena voluntad, estas nunca le causarán extrañeza sino estupor. Sin embargo los evones no se permiten este asombro exagerado sino que verán las intervenciones de Francisco como una oportunidad a aprovechar. Su método es la ortopraxis del cálculo operado por el zoon politikon que no quiere ser un “estúpido”. Pero curiosamente, yo prefiero el estupor al cálculo taimado,  porque aunque el estupor me haga parecer estúpido, la semejanza entre ambas palabras me revela que el estupor acogido con humildad nos permite abrirnos a la verdad de sus palabras y sus gestos y eso, es precisamente lo que los evones no quieren que ocurra. ¡Y no es poca cosa!

Los evones llenarán las páginas de sus medios informativos siguiendo la línea de las oportunidades a aprovechar, si anteayer Francisco dijo: “si una persona es gay y busca al Señor de buena voluntad ¿quién soy yo para juzgar?” los evones dirán: “¡El Papa avala la homosexualidad!”, si ayer dijo “El nuevo Gobierno griego ha entrado en una revisión un poco justa, ¿no? Espero que se encuentre un camino para resolver el problema”, los evones dirán “¡Francisco apoya a Tsipras!”. Si Francisco decidió viajar a Ecuador, Bolivia y Paraguay y no por el Perú los evones dirán que es culpa de Cipriani, si Francisco decidió escribir “Laudato sí”, los evones dirán que el ecologismo sandía (verde por fuera pero rojo por dentro) es la pura verdad. Y la lista sigue porque los evones no tienen uniforme ya que estos pueden vestir desde saco y corbata hasta sotana y alzacuellos, ser simples laicos o indignados religiosos.

Hoy, los evones de la derecha liberal sacarán a relucir el gesto de desaprobación de Francisco al ver a Cristo en la hoz y el martillo mientras que los evones de la izquierda caviar dirán que es un símbolo cristiano (válido) solo por ser obra de un jesuita asesinado, pero mientras tanto, lo verdaderamente esencial de la visita del Papa: el mensaje auténticamente cristiano al pueblo latinoamericano sin apoyarse en ideología alguna, va quedando silenciado, y Evo, ¡eso no está bien!

PD: Me olvidé el “Hue”, ustedes lo completan.