[OPINIÓN] La Nueva Generación de Energía Nuclear en China y Bill Gates

735

Las relaciones diplomáticas entre Washington, D.C. y la República Popular de China se encuentran en un estado áspero debido –entre otros temas– a la piratería informática, espionaje cibernético de China hacia Estados Unidos y las limitaciones que tienen las firmas estadounidenses en los mercados chinos. La situación es tan alarmante y perjudicial para los negocios americanos, que ha conllevado al POTUS, Barack Obama, a formular sanciones económicas para con las empresas chinas.

Sin embargo, el estado de Washington (al oeste del país) parece no compartir dilema alguno en establecer relaciones más cercanas con China. Por el contrario, el monto de exportaciones de Washington hacia China es bastante alto e incluye: aeroplanos, petróleo, productos agrícolas (semillas de soya, choclo, papa, frutas, vino, madera, harina).

Aún hay más, Terra Power –la compañía de energía nuclear de Bill Gates–, ha firmado recientemente  un acuerdo con la Corporación Nuclear Nacional de China (CNNC) en el cual se estipula que ambas compañías han de colaborar en avanzar en las tecnologías nucleares que se ocupan de cuestiones de seguridad, temas ambientales y de costos.

Según Bill Gates, quien dio un discurso en el evento US-China en Seattle la semana pasada, la energía nuclear es la mejor solución a largo plazo para la energía de carga base, la cual es un elemento esencial en la erradicación de la pobreza mundial, la guerra y el terrorismo. En este sentido, los reactores nucleares de nueva generación serían la solución en un futuro cercano. Éstos tienen la capacidad de obtener diez veces más energía de la misma cantidad de combustible a comparación de un reactor tradicional. Este tipo de reactores no pueden ser utilizados para fabricar armas, sus desechos son más fáciles de tratar y el reactor se mantiene caliente solo por unos cuantos cientos de años y no miles de años.cc

Wave Reactor Viajero (TWR – por sus siglas en inglés–), sería la versión de TerraPower, el cual es un reactor de refrigerado rápido  debido al sodio liquido que utiliza uranio empobrecido o  combustible natural. Por cuestiones políticas, TerraPower y CNNC construirán la primera unidad en China y luego implementaran versiones comerciales en los mercados mundiales dentro de los próximos quince años.

Es muy difícil construir el mercado real de ‘cap & trade’ (comercio de derechos de emisión) en cualquier lugar del mundo. Pero es particularmente difícil de supervisar el programa en China, dada la relativa debilidad del gobierno central en relación con los gobiernos locales y regionales, pero China está dispuesta a intentar que funcione para poder mejorar su economía y situación ambiental. Es importante tener energía limpia, como nuevo nuclear, dominando el crecimiento – y no carbón. China cree en el cambio climático y quiere reducir la contaminación que está ahogando sus ciudades y amenazando su emergente sistema de salud.

China quema de 4 mil millones de toneladas de carbón al año, casi tanto como el resto del mundo combinado, y el uso de carbón en China ha crecido constantemente durante la última década. A pesar de la reciente caída económica,  se predice que el sector de energía de China se duplicará en los próximos 20 años.