[OPINIÓN] La Unión Civil PPK-Bruce

370

 

A varios tomó de sorpresa el anuncio dominguero del congresista Carlos Bruce, aliándose a la propuesta electoral de PPK. Unas semanas antes, a través de una red social, tuve la oportunidad de preguntarle al propio Bruce, acerca de sus negociaciones paralelas con el Fujimorismo, PPK y el Apra. En ese momento el congresista me respondió afirmativamente sobre las dos primeras, pero negó veladamente la existencia de la tercera posibilidad. Pudo tratarse de una ambigüedad semántica, sin embargo no fue todo lo enfático que esperaba en su respuesta. Añadió además que “estaba en su derecho” de decidir con cual opción proseguiría su carrera política del 2016 al 2021.

Entiendo perfectamente el instinto de supervivencia política de Bruce. Bruce carece de arraigo popular y bases organizadas (pareciera además que carece de interés por formarlas). PPK ya las formó (logró la concesión, parece ser el término exacto). Bruce quiere por lo menos una curul y debemos tener la seguridad que PPK se la ha ofrecido.

Bruce tiene dos activos potentes que lo han convertido en un político expuesto a los medios, su lucha LGTBIQ y su gestión frente al Ministerio de Vivienda (durante el gobierno de A.Toledo). PPK, por su parte,  necesita lavarse la “cara” frente a la opinión pública por sus cada vez más recurrentes desaciertos políticos. Su participación apoyando, magnificando y luego retractándose de su apoyo al proyecto de ley del trabajo juvenil (ley pulpín), sumadas a sus públicas declaraciones pro mineras, lo han convertido en uno de los “blancos” preferidos de la crítica en redes sociales.

Si evaluamos mejor la coyuntura creada, podremos notar que temporalmente se trata de una alianza ganadora por varios flancos. A primera instancia se ve la ganancia de ambos. La noticia ha originado un envión a la candidatura de PPK y ha mejorado su percepción de fortaleza para enfrentar al Fujimorismo.

Bruce, ha conseguido un inesperado “caballo” que lo conduciría de retorno al congreso o a la administración pública el próximo año. Mis sospechas apuntan al congreso o a una vicepresidencia, por cuanto Bruce, posee una agenda legislativa con un respaldo popular interesante. Agenda que puede conducir operativamente también desde una vicepresidencia.

Lo que no entenderé es la excesiva confianza de PPK para tomar ésta decisión y la falta de visión o la incoherencia política que tendrán que afrontar ambos. Supongo que ha sido evaluada por ambas partes.

PPK es un consabido “feligrés” del cardenal Cipriani, personaje a quien también le causa especial simpatía. No por poca deferencia se concede a un técnico como PPK, la posición de miembro de Consejo consultivo del cardenal o la dirección de la Teletón años atrás. Para Cipriani, Bruce es poco menos que un indeseable, lo ha demostrado en no pocas ocasiones y en no pocos comentarios. PPK ha secundado sutilmente las opiniones de Cipriani: “No estamos preparados para el matrimonio gay” dijo PPK hace unos meses.

Bruce a su vez, ha catalogado a PPK como un político insensible y con inicios de mal de alzheimer, y, consciente de la aversión que provoca en Cipriani, ha promovido lamentables cruces de palabras con éste, según sus conveniencias.

A nivel de candidaturas parece todo analizado y planteado. Parece que la suma y resta de votos arroja saldo positivo para PPK. Aunque algunos conservadores  hayan empezado a lanzar pataletas, resulta poco probable que quien haya decidido votar por PPK, migre su voto a favor de otra opción de las ya conocidas. La mayoría dolientes con un fuerte “antivoto”.

Los problemas empiezan en caso llegaran a ser gobierno: Si por alguna coincidencia de eventos, la “confluencia” PPK-BRUCE-¿FS? accediera al gobierno nacional, conociendo a las partes integrantes, esa unión sería tan frágil que se rompería por el menor motivo.

Las consecuencias de éste evento son predecibles. Bruce ya ha sido tránsfuga dos veces (los chakanos lo saben en carne propia). Pero el transfugismo en el partido PPK lo pagarían caro los PPKuys. Existen grupos sociales muy marcados apoyando a PPK. Uno especial es el grupo conservador de las redes sociales, caracterizados por racistas, clasistas, neoliberales, fundamentalistas religiosos, sin embargo, PPK cuenta también con el apoyo de muchos simpatizantes social liberales.

Éste segundo grupo está compuesto por liberales con mentalidad “abierta” que detestan el estilo retrógrado y cucufato que existe en nuestra sociedad, pero que toleraran seguir con éste modelo, en pos de conseguir el “crecimiento económico” que encarna la propuesta de PPK.

Entraríamos en el “terreno” de la especulación si pronosticáramos como reaccionaría Bruce, ante una eventual negativa de PPK a apoyar la agenda LGTBIQ o DÉJALA DECIDIR. Pero después de varios meses de evasivas, seguramente su alianza no seguirá siendo la unión civil que pretenden ahora. Es altamente probable que Bruce se desempeñe como el elemento discordante o escasamente “orgánico” que ha sido en su pasado cercano. Es un eufemismo por supuesto. Como expresé anteriormente, los chakanos tienen muy presente el paso de Carlos Bruce por Perú posible. Su salida se produjo cuando Bruce se había declarado un “terrorista” del proyecto de gobierno Chakano.

No tengo dudas que Bruce obtenga grandes “ganancias” de éste enlace. Una posibilidad un tanto remota, atendiendo a sus capacidades es, “hacerse” finalmente de un partido político “propio”. O, atendiendo la avanzada edad de PPK, de una presidencia. Difícilmente veo la “ganancia” de PPK.

PPK podría estar trabajando para su vicepresidente sin saberlo. Deberá tener mucho cuidado para elegirlo (a). Debería estar muy preocupado. Tiene al “gato por despensero”.