[OPINIÓN] Libertad vs Seguridad: Falsa Dicotomía

901

En Estados Unidos es un debate constante defender las libertades individuales versus la necesidad de desarrollar una política de seguridad nacional. En el último debate presidencial del Partido Republicano, de comienzos de agosto, se vio reflejado el enfrentamiento entre idas libertarias de izquierda y las conservadoras.

El candidato Rand Paul, libertario, mencionó que no llevaría a cabo escuchas de forma ilegal, por medio de actividades de inteligencia, cuando haya sospechas de amenazas contra la seguridad. Solamente con orden judicial, mencionó, llevaría a cabo estas acciones. Otro candidato, el Gobernador de New Jersey Christopher Christie, moderado conservador, le replicó que uno no puede determinar el grado de certeza para determinar si el sospechoso tenga que ser investigado, si es que no existe actividad alguna de rastreo a priori. Agregó que es un tema de voluntad política, que bien puede ser complementada con órdenes judiciales una vez que se haya establecido alguna certeza.

En algunos otros países se busca enlazar ambas posiciones. El concepto, objetivo de inteligencia, es el siguiente: defender las libertades civiles a través de un enfoque eficiente que permita alertar y prevenir ataques. Estos pueden ser ataques terroristas, de narcotraficantes, de traidores, o de potenciales nuevas amenazas.

Para llevar este tipo de políticas públicas se debe contar con una arquitectura institucional y legal adecuada y con contrapesos. En Estados Unidos se aprobó la Ley de Reforma de Inteligencia y de Prevención de Terrorismo (IRTPA) por sus siglas en inglés, en 2004.

Las principales recomendaciones de IRTPA son:

  1. La creación de una oficina de director de inteligencia, por encima de la CIA. (ODNI) (existe 16 agencias de inteligencia en este país).
  2. La creación de centros de inteligencia: contraproliferación, contranarcóticos y contraterrorismo.
  3. la incorporación de la oficina de contrainteligencia bajo el mando operativo de ODNI.

Con este esquema institucional se puede llevar a cabo las escuchas y tener una infraestructura dedicada que lo convierta en un esfuerzo eficiente. Sin embargo, en otras latitudes, como la peruana, se ha anunciado hace poco, en el contexto del último Mensaje a la Nación por Fiestas Patrias de 28 de julio, que se busca tener dispositivos legales (no se sabe si leyes o algo más) para poder detectar coordinaciones de narcotraficantes, secuestradores y sicarios. El problema de esta propuesta,  a diferencia de países con sistemas bien defendidos y desarrollados, puede ser resumido en los siguientes puntos.