[OPINIÓN] Reimond, la realidad no se toca, se enfrenta.

902

Una vez más se está hablando de Reimond Manco, un jugador talentoso pero desordenado que estaría regresando a Alianza Lima. A diferencia de otras oportunidades, el ex Jotita está en boca de todos por un tema netamente deportivo, que significaría una última oportunidad de regresar a una liga importante del extranjero y poder ser convocado por Ricardo Gareca a la selección Peruana.

La llegada de Manco a Alianza tendría como fin el de reemplazar a Jean Deza. Entre los hinchas blanquiazules, la opinión se encuentra dividida ya que muchos piensan que se cambia un jugador talentoso por otro y hasta mejor, pero los demás piensan que se cambia un jugador desordenado por otro todavía más.

Manco fue el líder de una de las promociones de jugadores más prometedoras y exitosas que tuvo el balompié nacional.  La triste verdad es que ahora, de todas las figuras del equipo de los “Jotitas”, son máximo cinco los que destacan en el medio local y solo uno, Gallese, quien es seleccionado nacional. Manco no es la excepción a la regla y es él entre todos quien de lejos ha sufrido la caída más aparatosa.

Nadie discute el talento que Manco tiene, fue la figura del equipo de la selección sub 17 que fue al Mundial de Corea (en el cual Reimond anotó 3 goles en 6 partidos). Se dijo que sería la próxima gran figura de nuestro fútbol y que seguiría los pasos de Jefferson Farfán en el PSV Eindhoven. Todos sabemos que salió elegido mejor jugador del Sudamericano Sub 17 por encima de James Rodríguez; sin embargo, todo el mundo conoce a James por su fútbol mientras que al peruano lo conocemos acá por sus escándalos y frases peculiares. Pudo empezar su carrera internacional en Holanda jugando por el PSV Eindhoven o cuando fue prestado al Willem II pero nunca pudo adaptarse al fútbol holandés. Jugó en México por el Atlante pero según él lo secuestraron y por eso llegó ebrio al entrenamiento. Dada su lastimosa presentación en el extranjero, regresó para jugar en el medio local, jugando por el UTC, Juan Aurich y el León de Huánuco. En Cajamarca y en Chiclayo fue separado del equipo por temas disciplinarios.

No es coincidencia que muchas de las estrellas de aquel equipo dirigido por Juan José Oré actualmente no hayan cumplido con las expectativas que proyectaron. Durante su éxito, aquellos jugadores con tan solo 18 años ya salían en todos los programas de televisión y radio, portadas de revistas y diarios, la mejor publicidad era en la que ellos salían y, para ponerle la cereza al pastel, se grabó una miniserie en la que narraban sus vidas. Es por estas razones que aquellos muchachos se creyeron las figuras del fútbol, pensaron que ya eran los máximos referentes, estaban en las nubes. En el fútbol como en la vida, hay que ir quemando etapas y muchos de estos jugadores creyeron que ya lo habían ganado todo cuando en verdad recién estaban comenzando y debían superar su actuación anterior.

Hoy Reimond Manco tiene una nueva oportunidad para poder regresar a lo más alto del fútbol nacional y ser considerado por Gareca. Se la da Alianza Lima, club con el que pudo debutar en primera división, club que pasó por alto que se “cuide las piernas” antes de viajar a Holanda, hinchas que gritaron sus goles pero que también sufrieron al ver cómo le gritaba los suyos.

Por eso Reimond, depende única y solamente de ti. Tienes dos opciones: dar lo mejor que tienes o seguir siendo el ejemplo de lo que no se debe hacer. Empezaste siendo llamado “Rey” pero terminaste catalogado como “manco”. Deja los escándalos de lado y juega como tú más sabes,  deja de lado la soberbia y recuerda de dónde vienes, recuerda que hubo un día en el que eras mejor que James y motívate para poder alcanzar ese nivel. No pierdas esta oportunidad y tómatela en serio. Tienes 25 años y todavía puedes volver a empezar.