[OPINIÓN] Una Cruzada por la Seguridad

891

 

Anoche me encañonaron, me amenazaron de muerte, me quitaron mi aro de matrimonio, mi billetera con todos mis documentos y tarjetas, mi celular y las llaves de mi camioneta. Luego de un atraco así y de la posibilidad de perder la vida en manos de unos delincuentes uno queda sensibilizado. Esto que esta vez me ha ocurrido a mí se repite todos los días en todas partes de nuestras ciudades y parece no existir hasta la fecha una fórmula eficaz para hacer frente o mitigar el problema. ¿Qué hacer? ¿Protestar y reclamar o hacer algo para que las cosas cambien? Parece insuficiente y poco efectivo.

Yo les propongo iniciar una cruzada real a través de las redes sociales por la seguridad y sumar los esfuerzos de todos los que ya vienen trabajando en el tema. Hagamos juntos una campaña que demuestre que todos estamos interesados en que el tema se aborde y el gobierno central reaccione.

El Presidente del Perú parece no ser consciente de la real situación de nuestras calles. Por eso invito a todos los colectivos ciudadanos, a los medios de comunicación, a los políticos y a todos los miembros de la sociedad civil a colaborar activamente y de forma articulada con esta tarea.

El problema no se soluciona poniendo mas policías en las calles. Hay muchos problemas en el sistema de administración de justicia que dificultan que la ley se respete.

El caos generalizado en el que vivimos complica el combate a la delincuencia pero no podemos darnos por vencidos. Una sociedad que no se indigna y reacciona frente a un problema que se multiplica es una sociedad enferma. Si la clase política no reacciona y las autoridades no toman cartas en el asunto la violencia en las calles va a ser incontrolable.

El Perú tiene todo para liderar en la región. Sin embargo, factores como la inseguridad ciudadana afectan enormemente la confianza en el país. Estoy convencido de que si nos unimos podemos lograr que el gobierno actúe en forma decidida y que la situación en materia de seguridad ciudadana realmente mejore.

El mensaje presidencial de 28 de julio debería abordar esta problemática y si Ollanta Humala quiere ser recordado por algo positivo podría trazarse como objetivo poner en práctica una verdadera política pública que devuelva la paz a nuestras calles y a nuestros hogares.

Si el Presidente toma consciencia de lo trascendente que es la seguridad en la vida de las personas y de lo mal que estamos en ese aspecto podría liderar por lo menos en este tema que nos tiene a los peruanos bastante preocupados.

Estoy seguro de que en esta materia no habrá división y ataques. En la lucha por la paz todos los peruanos estamos unidos. Lo que hace falta es decisión política.