Paciencia por la vacunación se agota en Alemania

Muchos ciudadanos alemanes, desesperados por obtener una vacuna en contra del Covid-19, comienzan a cuestionarse sobre la necesidad de tener que respetar el cronograma de vacunación.

278

Varios alemanes, en una búsqueda desesperada por la vacuna, han adoptado una actitud agresiva, según indican varios doctores.

La tensión va en aumento a medida que el gobierno extiende prioridad sobre otros grupos de edades, y muchos empiezan a cuestionarse el porque de tener que esperar los turnos.

Según señalan los doctores, varios ciudadanos se han presentado en diversas consultas médicas intentando inocularse, a pesar de no ser su turno, y haciéndolo, cada vez más, con agresividad.

Anke Richter-Scheer, subdirectora de la Asociación Alemana de Médicos de Familia, afirmó: “La presión sobre los centros de vacunación y las consultas médicas es cada vez mayor. La gente que presiona para vacunarse es cada vez más exigente”.

Incluso, algunos alemanes van en búsqueda de su segunda vacuna, para poder así disfrutar de ciertos beneficios como poder comprar sin la necesidad de una prueba COVID o irse de vacaciones.

Alemania, hasta la fecha, ha logrado inocular con la primera vacuna a un tercio de la población, y a un 10% con ambas dosis.

Sin embargo, se ha generado un rechazo hacia la vacuna de AstraZeneca por pacientes de edad avanzada, quienes buscan una vacuna alternativa.

Las vacunas fueron ofrecidas inicialmente a grupos de mayor edad y recientemente el gobierno alemán ha ampliado el reparto de las vacunas hacia los grupos más jóvenes y de determinadas profesiones como periodistas, profesores y aquellos que trabajan en infraestructuras críticas.

Ante la reducción de casos de contagio y el aumento de vacunaciones a nivel nacional, diversas ciudades alemanas, incluyendo Berlín, anunciaron el pasado martes, su intención de relajar restricciones sobre el virus.