Padre de familia denuncia tráfico de jóvenes para abuso sexual en discoteca limeña

658

Desde hace unos días circula en Internet y en algunos medios impresos la siguiente denuncia hecha por un padre de familia, que vivió en carne propia el indeseable de momento de que un barman, sin saberlo, le propusiera dormir a la hija de este señor para luego prostituirla.

Este padre de familia que firma la denuncia con su nombre, Lizardo Butrón Medina y demás datos personales, relata así como es que algunos centros de diversión nocturna, hacen abuso de las jóvenes (en su mayoría menores de edad), para fines ilícitos que están contemplados dentro del Código Penal.

A continuación reproducciones este testimonio y saque usted sus propias conclusiones, para que este advertido del riesgo que corren sus hijos al divertirse en las noches del verano.

Mi hija (de 17 años) me pidió que la llevara a la discoteca en Larcomar ya que quería conocerla con algunas amigas. Las llevé en mi auto a mi hija y sus amigas para recogerlas después de un par de horas con el propósito de evitar riesgos de que anduvieran solas a tan altas horas de la noche.

Un joven padre de familia cuenta:

Si tienen alguna duda de que esto pasó, al final está el nombre y fono del padre de familia que envía este correo.

El ambiente se veía muy tranquilo y con muy buena seguridad, decidí bajarme a tomar algo y aprovechar para conocer el lugar. El primer chasco nos lo llevamos al darnos cuenta de que la ‘supuesta promoción’ que hacen en el radio: ‘Sábados, las mujeres entran gratis hasta las 10:30’ es solamente un gancho para atraer a la gente, ya que en realidad esto no sucede y todos pagaban igual, el mismo cover.

Me dirigí directamente a la barra, pedí una cerveza cuando mi hija pasó cerca de mi dirigiéndose a los baños, yo le sonreí y ella discretamente movió su mano para saludarme y fue entonces cuando el ‘barman’ que estaba en la barra me preguntó:

– ¿Te gusta? ¿La quieres?… por 100 soles yo te la duermo…’.

Sinceramente, más que molestia, sentí una gran preocupación por mi hija y por tantas otras jovencitas que van a ese lugar sin conocer las intenciones de muchos hombres sin escrúpulos, empezando por los empleados del bar.

Le contesté que quería pensarlo y que mientras iba a terminarme mi cerveza en alguna mesa, me dirigí a la salida llevando conmigo a mi hija y a sus amigas.

El lunes siguiente, pusimos una demanda contra el establecimiento, otorgándonos una carta de cateo del lugar para el siguiente fin de semana.

Se encontraron numerosas pastillas somníferas en los mandiles y las bolsas de meseros y cantineros, capaces de ‘dormir’ a una persona en tan solo 5 minutos, sin embargo, gracias a nuestras autoridades, aun no se ha procedido de ninguna manera contra el lugar, ni contra los responsables.

Por favor, compártanlo con sus hijas, amigas, novias, compañeras, ya que pueden estar en GRAVE peligro, y pueden ser víctimas de gente inescrupulosa.

Probablemente muchas de ellas no vayan más que con las intención de bailar y pasarse un rato agradable, posiblemente muchas de ellas ni siquiera beban nada, pero se están convirtiendo en el prospecto de algún malvado que esta dispuesto a pagar los 100 soles…

La denuncia está puesta y en manos de las autoridades.

Ing. Lizardo Butrón Medina

lbutron@sansilvestre.edu.pe

Av. Los Patriotas N° 576 B San Miguel

Telf. 578-0069 Cel 9995-7185