Papa Francisco: Perú anula palabras ambientales, por Inés Yábar

875

El Papa Francisco visitó el Perú. Más allá de la controversia sobre su viaje o la institución que representa, hay cosas que podemos aprender de este personaje. En el 2015, cuando salió su carta encíclica la leí. Hablaba del cuidado de nuestra casa común. Escrito en un vocabulario muy fácil de entender para cualquier ciudadano, explica el cambio climático, sus efectos y como cuidar nuestro planeta. Parece que nadie lo leyó ni lo escuchó.

El millón de personas que asistió a su misa en Las Palmas dejó basura en la playa luego del evento. Esto es totalmente contrario a lo que el líder de la iglesia católica predica. Lo dijo en sus escritos: “La tierra, nuestro hogar, está comenzando a parecerse más y más a un montículo enorme de inmundicia” (p.17). Pareciera que no se toman las medidas necesarias hasta que la salud es afectada. Francisco Bergoglio sabe que el cambio climático está ligado a esta sociedad de usar y tirar.

Cuando visitó Puerto Maldonado, el papa Francisco pidió que se ponga fin al deterioro del medioambiente. En sus palabras: “Es necesario impulsar y desarrollar una ecología integral”. Para esto le pareció necesario mencionar la importancia de los pueblos indígenas como guardianes para determinar el futuro del hogar de toda la humanidad. El papa Francisco pidió una vez más que se pongan límites a la explotación de madera, gas y oro en la Amazonía.

Lo había dicho ya en su encíclico claramente que ante el agotamiento de los recursos se creaba un escenario favorable de guerras. Se sabe que en el Perú ya es confirmada la contaminación derivada de la minería que tiene impacto en la salud de los peruanos cerca y lejos de los lugares de derrames. Esto ha creado varios conflictos y descontentos entre los ciudadanos.

Puede parecer insignificante, pero hasta en lo más simple, el papa ha mostrado que va a vivir por lo que predica en términos de medio ambiente. No se le ha visto usar celular y además, ha llamado la atención de sacerdotes y asistentes de sus misas que en vez de concentrarse en sus palabras, toman fotos y videos. En una sociedad llena de consumismo dónde tener el último modelo de teléfono es visto como símbolo de riqueza, él ha demostrado que el destello temporal no supera el bienestar a largo plazo del planeta.

Las acciones son más fuertes que las palabras, es cierto. El papa se unió entonces el año pasado a capitalistas de riesgo para darle la oportunidad a pequeñas startups de actuar en gran manera. El vaticano respaldó de esta manera, una competencia donde pequeñas startups que hablaban de cambio climático, energía y el manejo de recursos podían recibir un empujón monetario para llevar a cabo sus proyectos. De los más de 300 postulantes, 9 recibieron ya inversiones de 100 000 dólares en diciembre del año pasado.

Más allá de lo que pienses del papa y dejando de lado su discurso religioso, es bueno notar que en temas de medio ambiente es alguien que busca un presente y futuro mejor para nuestro planeta. En el Perú, parece que sus seguidores no escucharon todo su discurso, pero podemos cambiar eso. Para no ver a la naturaleza solo como una fuente de ingresos y ganancias sino como algo que administrar sabiamente, tú ¿qué estás haciendo?

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.