Pasando la posta y dando el ejemplo en un país polarizado, por Jeuseph Mondoñedo

"En estas confrontaciones que se avecinan, estamos todos los que, al igual que Lourdes Flores, creemos en un Perú glorioso. A pocos días del Bicentenario de nuestra independencia, no podemos olvidar lo que nuestro himno nos obliga a entonar con ahínco: «Somos libres, seámoslo siempre»".

778

Debo confesar que mi admiración por Lourdes Flores data desde que era niño. Siempre veneré su oratoria, esfuerzo en la búsqueda de consensos y sencillez para valorar las rectificaciones de los adversarios. Para quien escribe, ella es la última gran política que la derecha y nuestro país tiene.

Es evidente que en las urnas nunca se le dio la victoria o, en todo caso, las mesas se la arrebataron. Pero, nadie nunca podrá negar su convicción, entrega y, sobre todo, el éxito que tuvo al posicionar a su partido como el ejemplo de una oposición seria y responsable.

La líder pepecista dio el salto a la fama cuando el entonces presidente, Alan García, pretendía estatizar la banca. Aquella vez en la plaza San Martin se escuchó una frase que quedaría en la historia: «Como el marido infiel, el presidente García le saca la vuelta al Perú». Hoy, luego de un quinquenio caracterizado por la crisis política y el ocaso de la mayoría de ‘líderes’, Lourdes Flores Nano reaparece al marcar postura en el enfrentamiento producido por una segunda vuelta manchada de dudas e incertidumbre.

Volvió con entrevistas en donde demostraba elocuencia y criterio jurídico para explicarle al Perú que algo andaba mal. Mostró un sinfín de pruebas e incluso, con pizarra en mano, recuperó rápidamente la atención, en especial de quienes habíamos votado por Keiko Fujimori. Lulú tenía algo que decirnos y debíamos escucharla. En esta cruzada por la defensa de la democracia, anunció su incorporación como miembro del equipo jurídico de Fuerza Popular.

Sin embargo, el momento cumbre llegó el último sábado 19 de junio, cuando entre aplausos y gritos, la dos veces candidata presidencial por el PPC, tomó la palabra. La plaza reconoció rápidamente a su antigua lideresa, la oradora nata con convicciones inquebrantables, aun cuando el destino no le era favorable. Vimos a Flores Nano marcar la cancha en esta lucha de la derecha por preservar nuestra libertad contra el peligro inminente que significa el comunismo.

Aquel día, quienes nos sentíamos sin esperanza, la recuperamos. Entendimos que, si bien no teníamos al Tucán, aún nos quedaba Lourdes. La exigíamos de vuelta, decidimos volver a creer. Ella había renacido como el ave fénix y hasta se tomó el lujo de poner en apuros a más de uno. Le recordó a la izquierda que su líder no era más que un “muñeco de turno” y, a los caviares, su ínfima posibilidad de brindarnos seguridad al unirse a un proyecto totalmente improvisado.

La frase que quedó para el recuerdo fue la dedicada al jefe de la ONPE: «No te portes como un ladrón y entrega el padrón», dada la negativa del ente constitucional de hacer público el padrón electoral, exigencia que es producto de una serie de denuncias por falsificación de firmas en las actas.

La izquierda y los caviares le han dedicado innumerables ataques y memes por su participación en esta contienda, pero, desde aquí, los peruanos que creemos en el desarrollo y sabemos que el comunismo representa el hambre para nuestra patria, le agradecemos su entrega en este momento crítico.

Continúa en pie de lucha con el ímpetu de siempre, ahora sustentando las apelaciones presentadas por Fuerza Popular. Esta mujer dejó sus cuarteles de invierno y credo político, por lo que debe servir de ejemplo para quienes pronto protagonizaremos la barbarie. Hoy es momento de alzar la voz. Esperemos verla nuevamente postulando, pues el Perú se lo merece.

El primer enfrentamiento está por culminar y quisiera dedicar estas líneas para agradecer la dedicación de sus protagonistas: los miembros de las Fuerzas Armadas en retiro, nuestros adultos mayores, líderes de opinión como, Mario Vargas Llosa, Rafael López Aliaga, Oscar Urvióla o Daniel Córdova; quienes se han puesto la camiseta del país demostrando que aún hay patriotas que luchan por él.

No puedo finalizar este artículo sin antes convocar a mi generación y compatriotas a seguir movilizándonos por la democracia. Las cartas han sido echadas, en los próximos días el JNE seguramente proclamará a un presidente con poca legitimidad, lo que significa que una segunda disputa está por comenzar. Debemos confiar en la elocuencia y habilidad de jóvenes políticos como Adriana Tudela, Alejandro Cavero o Rosangella Barbarán. Ellos tendrán la enorme tarea de enfrentar al comunismo desde el Congreso de la República.

En estas confrontaciones que se avecinan, estamos todos los que, al igual que Lourdes Flores, creemos en un Perú glorioso. A pocos días del Bicentenario de nuestra independencia, no podemos olvidar lo que nuestro himno nos obliga a entonar con ahínco: «Somos libres, seámoslo siempre».

Lucidez.pe no necesariamente comparte las opiniones presentadas por sus columnistas, sin embargo respeta y defiende su derecho a presentarlas.