PBI del Perú crecerá 4% en 2016, según Confiep

1.203

A pesar de que algunas instituciones financieras son muy mesuradas al momento de emitir una estimación de lo que crecerá nuestra economía en 2016, la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) asegura que, el porcentaje de nuestro PBI, ascenderá al 4% en 2016, motivado por un boom de inversiones y de confianza.

LEA TAMBIÉN: Economía peruana crecerá 2.8% en 2016, según ADEX

Según el presidente del gremio de empresarios privados, Martín Pérez, la coyuntura económica mundial sumado al crecimiento de las inversiones, permitirá que nuestro PBI crezca a un ritmo de 4% para el 2016, y al 5% en 2017“A partir del segundo semestre de año habrá un boom de confianza y con ello un boom de inversiones, a los que todos los empresarios debemos sumarnos para consolidad el crecimiento y cosechar los frutos de nuestra inversión”, informó.

Así también, Pérez destacó que existe mucho optimismo en el empresariado local ya que la economía mundial crecerá alrededor del 3%“Hay que ser optimistas porque el mundo crecerá tres por ciento, China alrededor de seis por ciento, la India cerca de siete por ciento y Perú cuatro por ciento”, aseveró y añadió que “tenemos que ser optimistas porque vamos a seguir creciendo y con ello vamos a seguir invirtiendo y generando más empleo. Con ese escenario creo que el próximo año sí vamos a alcanzar una tasa de crecimiento de cinco por ciento”.

LEA TAMBIÉN: FMI: Economía mundial crecerá 3.4% en 2016

Además, Pérez detalló que el crecimiento recién empezará tras las elecciones de mitad de año, luego de que el presidente electo empiece a atornillar los lineamientos económicos de los próximos cinco años. “Es una reacción natural que el empresario de la grande, mediana, pequeña y micro empresa postergue sus decisiones de inversión cuando hay un escenario de incertidumbre, como el que se está generando por el actual proceso electoral”, indicó y saludó que “afortunadamente todos los candidatos están hablando de temas comunes, como un sólo Texto Único de Procedimiento Administrativo (Tupa), la consolidación del  silencio administrativo positivo, la simplificación administrativa y la reducción de la corrupción, la cual es una lacra que nos impide ser competitivos y limita la generación de empleos”.